La Selección se impuso por 92 a 69 con una gran tarea del bahiense, que apareció en el partido cuando los africanos habían sacado una ventaja de 14 puntos en el primer cuarto.“Manu” fue el goleador del encuentro con 24 puntos

Luego de un comienzo errático y con un equipo africano que se mostró muy sólido en defensa, el conjunto dirigido por Julio Lamas revirtió el resultado en el segundo cuarto y empata en 40 al cabo del primer tiempo.

En el primer cuarto, Túnez estuvo al frente del marcador desde el comienzo con una defensa sólida y altos porcentajes en ataque. Llegó al final del parcial con 14 puntos de diferencia.

En el segundo parcial, Argentina se mostró más agresivo y con un Ginóbili intratable emparejó las acciones tras un parcial de 15 a 0 en los primeros cuatro minutos.

El bahiense anotó 15 unidades en ese cuarto, con tres triples que llevaron a la Argentina a dar vuelta el resultado.

El equipo nacional brilló en su estreno olímpico frente a Lituania y cayó en su rendimiento 48 horas después contra Francia.

“No hay rivales simples; si Túnez está aquí es por algo. Estamos en la pelea por el segundo o tercer puesto del grupo”, afirmó Lamas tras la derrota del lunes.

Por su parte los africanos, que han encajado dos derrotas en los dos encuentrosque han disputado, vienen de ofrecer una buena imagen, al menos en la primera parte, contra el campeón olímpico, Estados Unidos, a quienes jugaron de igual a igual durante los primeros 15 minutos.

Sin embargo, Túnez no pudo resistir físicamente y acabó cayendo por 47 puntos (63-110), una derrota que se suma a la que sufrieron en la jornada inaugural contra Nigeria por 60-56.

Argentina, si quiere controlar el partido desde el comienzo, debe controlar las evoluciones de Makram Ben Romdhane, que acabó con un doble-doble (22 puntos y 11 rebotes) frente a los norteamericanos, y a Mohamed Adidane, otro jugador resuelto y decidido de cara al aro.

 

Infobae

 WHATSAPP FMA102