El mejor jugador del mundo tuvo un buen gesto con Martin Dioos, un chico que padece un mal llamado “Duchenn”, patología que lo obliga a vivir en una silla de ruedas

El astro del Barcelona le cumplió el sueño a un pequeño fanático belga que quería conocerlo y se encontró con él. El chico se dio el gusto también de ver el partido entre el “azulgrana” y la Sampdoria, y de irse con una camiseta firmada por la “Pulga”.

Messi se encontró con Martín Dioos, quien se traslada en una silla de ruedas ya que padece una enfermedad llamada Duchenne. El pequeño belga de 12 años pudo ver la presentación del plantel del Barcelona y luego el encuentro entre los del conjunto catalán y la Sampdoria.

El tío de Martin ayudó a su sobrino juntando dinero por medio de una jornada hípica y con lo que se recaudó se pudo financiar el viaje del pequeño. El niño pudo conocer a su ídolo, quien le firmó la camiseta número “diez” y le colocó una dedicatoria.

“Messi me dijo que todo me irá bien. Me hizo una dedicatoria especial en una camiseta con su nombre y número”, comentó. “Voy a enmarcar la camiseta y la voy a colgar en el dormitorio”, sostuvo Martin, que sufre esta enfermedad muscular que reduce la esperanza de vida de los varones que la padecen a apenas 35-40 años.

 WHATSAPP FMA102