Los dueños y administradores del sitio Taringa irán a juicio oral y público por “violación a la ley de propiedad intelectual por permitir que a través de esa web se descarguen de manera ilegal obras sin autorización”.

El juez de instrucción Eduardo Daffis Niklisson elevó a juicio el caso en el que aparecen involucrados los hermanos Matías y Hernán Botbol y Alberto Nakayama, en lo que será el primer debate oral en el que se ventilará la responsabilidad de páginas de Internet que permiten la descarga gratuita de música, películas y libros que están protegidos por los derechos de autor.

Ante esta información, Taringa! aclaró en un comunicado que “no hay novedades, en el proceso judicial que enfrentan, desde la conclusión del período de instrucción en mayo pasado, cuando se determinó la realización de un juicio oral, que aún no tiene fecha de inicio”.

“No existen novedades respecto al proceso”, sostuvo Taringa en un comunicado distribuido este lunes después que se conociera que los dueños y administradores del sitio irán a juicio oral y público por “violación a la ley de propiedad intelectual por permitir que a través de esa web se descarguen de manera ilegal obras sin autorización”, según fuentes judiciales.

Para la empresa la información difundida en tribunales “corresponde a  información del mes de mayo de 2012, cuando el juez que entiende la causa, finalizó la etapa  de instrucción estableciendo que existían elementos que justificarían un juicio oral”.

No obstante, las fuentes tribunalicias explicaron que los responsables de www.taringa.net están imputados por la descarga ilegal de 29 obras jurídicas y 12 libros de computación, tal como lo reclamó en el mes de mayo último la fiscal de instrucción Felisa Krasucki.

Se imputa a los acusados la presunta violación al artículo 72 de la ley de propiedad intelectual que reprime con un mes a seis años de prisión a quien “edite, venda o reproduzca por cualquier medio o instrumento, una obra inédita o publicada sin autorización de su autor o derecho habientes”.

Los responsables de “Taringa” argumentaron que “ponen a disposición un sitio web y que los intercambios de archivos los realizan los usuarios”, pero la Cámara replicó que “el encuentro de ambos (de quienes “suben” y los que “bajan” datos) obedece a la utilización de la página.

En ese sentido, apuntó que los hermanos Botbol y Nakayama serían, de acuerdo a este estado procesal, “al menos partícipes necesarios de la maniobra y además claros conocedores de su ilicitud”, motivo por el cual rechazó un recurso de los imputados para evitar el juicio oral y público.

 WHATSAPP FMA102