Sileoni, sobre el voto a los 16: “La ampliación de los derechos siempre es una conquista”

El ministro de Educación de la Nación abrió la audiencia en el Senado con un claro respaldo al proyecto, al declarar que “la ampliación de derechos siempre es una conquista y nunca un retroceso”.

Sileoni, el constitucionalista Eduardo Barcesat y el director nacional electoral, Alejandro Tullio, coincidieron en resaltar la “ampliación de derechos para los jóvenes”, al participar de la audiencia en la que se debatió el proyecto de Ley que apunta a que los jóvenes puedan optar por votar a partir de los 16 años.

En ese sentido, el vicepresidente Amado Boudou destacó el nivel del debate en diálogo con la prensa, señalando que la participación de jóvenes “no admite adjetivaciones” y opinó que la iniciativa es “una apuesta hacia los jóvenes.

El proyecto del voto optativo a partir de los 16 años, que también apunta a que sean electores nacionales los extranjeros residentes durante al menos dos años en el país, comenzó a ser debatido este miércoles en la primer audiencia pública que se desarrolló en el seno de la Comisión de Asuntos Constitucionales.

La audiencia se llevó a cabo durante todo el día en el Salón Illia del Senado, donde -debido a la cantidad de participantes-, la Comisión preparó otros encuentros que serán llevados a cabo la próxima semana.

Durante la reunión hicieron uso de la palabra alrededor de 60 expositores, en el marco de una lista previa que contaba con 230 personas que pidieron participar de las audiencias.

El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, abrió la audiencia con un claro respaldo al proyecto al declarar que “la ampliación de derechos siempre es una conquista y nunca un retroceso”.

“El proyecto no presupone que todos los jóvenes tengan vocación política, sino que es deseable que se incorporen a la política; es un argumento muy positivo”, planteó el ministro.

Argumentó que esa participación “no admite adjetivaciones” y opinó que la iniciativa es “una apuesta hacia los jóvenes, expresa confianza hacia ellos”, los “interpela como ciudadanos y también los construye como tales”.

En sintonía, el titular del Senado, Amado Boudou, opinó que es necesario “aventar las pasiones negativas en este tipo de debates” y cuestionó la “estigmatización” que se hace de los jóvenes.

Boudou consideró además que “hay algunos sectores que tratan de desviar el debate” hacia temas de educación y advirtió: “Yo les digo que no desvíen mucho porque en educación el kirchnerismo gana por goleada”.

En el marco del debate el constitucionalista Barcesat sumó su apoyo a la iniciativa, y sugirió que se modifique la redacción del artículo que le da carácter optativo.

“Debemos favorecer que les interese la cosa pública y que estén habilitados a participar de la cosa pública”, declaró Barcesat.

Por otra parte, sugirió redactar un artículo 12 bis con un texto que determine que “los jóvenes entre 16 y 18 años y los mayores de 70 se encuentran expresamente habilitados para votar”.

Por su parte, el director nacional electoral, Alejandro Tullio, también defendió la reforma y descartó que la incorporación de jóvenes en el universo de votantes vaya a tener incidencia en el resultado electoral: “Es una cifra que, incluso distribuida como está en Argentina, no modifica las relaciones de poder”, afirmó.

El proyecto impulsado por la chaqueña Elena Corregido y Aníbal Fernández, prevé modificar la Ley Electoral para determinar que el voto constituya un derecho y no una obligación para los jóvenes de entre los 16 y los 18 años de edad, lo iguala al régimen similar de los ciudadanos mayores de 70 años que rige en la actualidad.

La propuesta implica modificar el artículo 7 del Código Electoral que, a partir de la aprobación de la iniciativa, establecería que “los argentinos que hubieren cumplido la edad de dieciséis gozan de todos los derechos políticos conforme a la Constitución y a las leyes de la República”.

Además, la norma sustituiría incisos de otros artículos para introducir la edad de 16 años, en lugar de la actual de 18. De acuerdo con sus fundamentos se intenta “constituir un nuevo paso en el proceso de construcción de mayor ciudadanía para esta franja de la juventud”.

El debate en la comisión de Asuntos Constitucionales proseguirá el próximo miércoles.

 WHATSAPP FMA102
Compartir