El Lanús de Guillermo bajó a Boca

Lanús fue superior durante la mayor parte del juego y por eso logró un merecido 2-0 en su estadio frente a un Boca que de terminar puntero la fecha pasada pasó a estar ahora tercero con 16 puntos, detrás del líder Newell’s (18) y Vélez (17).

El equipo de Guillermo Barros Schelotto fue el más ordenado y coherente, superó algunos altibajos e impuso condiciones en casi todo el desarrollo. Además, contó con figuras desequilibrantes como Maximiliano Velázquez y Diego Valeri, quien ingresó durante el primer tiempo.

Boca fue un conjunto confuso, careció de elaboración de juego, tuvo dudas en defensa y en ningún pasaje su rendiminto alcanzó la menor armonía.

El Granate tuvo una buena oportunidad ya en el minuto 8 con un remate apenas elevado de Gonzalo Castillejos, después de una combinación del paraguayo Víctor Ayala con el uruguayo Mario Regueiro. Dos minutos más tarde fue otro oriental, Mauricio Pereyra, quien probó puntería, pero su envío resultó desviado.

Boca llegó por primera vez a los 18 con una aparición del uruguayo Santiago Silva por izquierda, pero su remate hacia el poste más próximo fue desviado por Agustín Marchesín al córner.

Pasada la mitad de la etapa Boca se acomodó mejor en la mitad de la cancha y la presión de Lanús ya no era tan intensa, pero, inesperadamente, en el minuto 32, Oscar Ustari falló al salir perdiendo el balón ante un centro largo de Ayala. La pelota fue hacia el arco, salvó Rolando Schiavi, hubo un rebote en el travesaño y Regueiro convirtió el gol.

Desde entonces Lanús volvió a controlar la situación y dispuso de dos buenas oportunidades: un disparo desviado de Valeri a los 40 y otro de Ayala, de muy buen primer capítulo, a los 43.

El comienzo del segundo episodio fue lo mejor de Lanús, que hizo circular la pelota con fluidez, obligó a Boca a correr detrás de ella y en los primeros 10 minutos tuvo tres llegadas: un tiro libre de Velázquez que contuvo Ustari en el nacimiento de la etapa, un cabezazo de Valeri también controlado por el uno a los 6 y enseguida un remate de Regueiro que el arquero conjuró en dos tiempos.

Pasado el cuarto de hora cedió parcialmente el dominio local y Boca pareció encontrar alguna posibilidad con las subidas del uruguayo Emiliano Albín por la derecha, pero todo lo que hizo el equipo de Julio Falcioni fue forzado, a los ponchazos y sin ninguna claridad.

El anfitrión tenía la situación controlada y la posibilidad de definir de contraataque, situación que no varió con la expulsión de Regueiro por segunda amonestación a los 36.

Sobre los 42, con Boca totalmente descompensado en el fondo, Velázquez llegó hasta el área sin oposición y tocó para Valeri, quien con una definición precisa y lucida selló el destino del partido.

Fuente: DyN.

 WHATSAPP FMA102
Compartir