La serie se llevó los premios a mejor drama, actor protagonista, actriz protagonista y mejor guion, con lo que superó a la hasta ahora invencible Mad Men que tenía 17 nominaciones.

Esta vez no pudo ser para ‘Mad Men’, que terminó la noche sin premio gordo pese a haber descargado con fuerza con su lluvia de nominaciones, 17 en total.

‘Homeland’ fue la gran ganadora de la noche en la entrega número 64 de los premios más importantes de la televisión estadounidense, los Emmys, en una tarde de intenso calor en Los Ángeles.

La serie de Showtime estrenada el año pasado se hizo con seis premios, incluyendo el de mejor serie de drama.

Fue, sin duda, la sorpresa de la noche junto al declive de ‘Mad Men’, una de las series más veneradas de la historia de la televisión, que aspiraba a conseguir su quinto gran premio consecutivo.

 

No hubo final feliz para Don Draper y su banda. El premio al británico Damian Lewis dejó claro que iba a ser una noche atípica, derrotando a Steve Buscemi y a Jon Hamm, los dos grandes favoritos en la categoría de mejor actor en un drama, consigna hoy el diario El Mundo en su edición on line.

‘Game of Thrones’, que pasó desapercibida en los premios importantes, se llevó también seis galardones, todos ellos en categorías técnicas.

En cuestiones de actores secundarios, Aaron Paul triunfó como mejor actor de reparto por ‘Breaking Bad’ y Maggie Smith se llevó su premio por su papel en la costumbrista ‘Downton Abbey’.

 

En tanto, ‘Modern Family’ se hizo con el trofeo a mejor serie del año (comedia) por tercer año consecutivo, para terminar la noche con cuatro galardones en total.

Eric Stonestreet fue el primero en salir al escenario del Nokia Theatre, un premio que estaba destinado a ‘Modern Family’ con tres actores nominados en la categoría de mejor actor secundario en una comedia.

Después fue el turno para Sofía Vergara, que se volvió a quedar sin premio a la mejor actriz secundaria.

 

Su compañera Julie Bowen se hizo con él por segundo año consecutivo, acordándose, eso sí, de la colombiana. “Sé que eres más joven que yo pero quisiera ser como tú cuando sea mayor”, dijo con una sonrisa.

Unos minutos más tarde, Steven Levitan continuó con la racha triunfal de la comedia del momento al hacerse con un nuevo Emmy para su colección privada, esta vez como mejor director de comedia. Y ya van cuatro.

En categoría individual, John Prior se llevó el Emmy al mejor actor en una comedia por su trabajo en ‘Dos hombres y medio’ y Julia Louis Dreyfuss hizo lo propio con el tercer Emmy de su carrera por ‘Veep’.

“Por cierto, no hay nada divertido en ser vicepresidenta de Estados Unidos”, apuntó la neoyorquina al recibir el premio por su papel en la serie emitida por HBO.

 WHATSAPP FMA102