El argentino Juan Mónaco logró su cuarto título en el año, séptimo de su carrera, al consagrarse en el ATP 250 de Malasia con su victoria sobre el francés Julien Benneteau por 7-5, 4-6 y 6-3.

El tandilense, que desde mañana reingresará al “top ten” del ranking mundial, fue también campeón de Viña del Mar, Houston y Hamburgo en la actual temporada.

En Kuala Lumpur, donde se repartieron 850 mil dólares en premios, consiguió su primer torneo sobre cemento y atrapó 250 puntos que alimentan su expectativa de ingresar al Masters de Londres.

Ese torneo, último de la temporada, se disputará en noviembre con los ocho mejores tenistas del año más un suplente. Mónaco nunca lo jugó pero tiene chances de hacerlo esta temporada si mantiene el nivel y el lesionado español Rafael Nadal se baja como se presume.

“Pico”, de 28 años, tendrá que defender 300 puntos en el ATP 500 de Valencia y 180 en el Masters 1000 de París.

Para ganar su séptima corona, el argentino batalló durante tres horas y un minuto frente al experimentado francés (30 años), que perdió su séptima final y sigue sin poder levantar una copa en el circuito ATP.

El tandilense, con solidez, ganó el primer set, Benneteau se quedó con el segundo tras su mejor pasaje en el partido y en el tercero el campeón marcó diferencia con su mayor potencia física, pese a que llegaba de jugar 2 horas y 40 minutos en la instancia previa.

Camino al título, el argentino eliminó al taiwanés Jimy Wang (151) en octavos de final, al canadiense Vasek Pospisil (122) en cuartos y al japonés Kei Nishikori (26) en semifinales.

Así, transformó la temporada actual, bajo la dirección de Gustavo Marcaccio, como la más rentable de su carrera, por encima de 2007 cuando fue campeón en Kitzbuhel, Poertschach y Buenos Aires.

“Quiero agradecer a todos los argentinos y a todo el público local que me apoyó durante estos días. Tuve una gran semana. Siempre voy a recordar esto, porque es el primer torneo que ganó sobre canchas duras. Estoy feliz”, confesó.

Mónaco, ya como nuevo número 10 del mundo en detrimento del estadounidense John Isner, jugará esta semana el ATP 500 de Tokio, donde será cuarto favorito y deberá superar apenas la primera ronda para sumar más puntos en la Carrera de Campeones.

Como primer rival tendrá al búlgaro Grigor Dimitrov (21 años, 56 del ranking), a quien venció el año pasado en Barcelona.

 WHATSAPP FMA102