Tigre le ganó a Cerro Porteño y se clasificó a las semifinales de la Copa Sudamericana

Tigre derrotó por 4 a 2 a Cerro Porteño y se clasificó a las semifinales de la Copa Sudamericana 2012 y a la Copa Libertadores 2013. Echeverría, Botta, Santander y Donatti marcaron para el local.

Para el perdedor anotaron Santiago Salcedo y Jonathan Fabbro.

En un partido inolvidable, el mejor en lo que va del torneo, quizás, fue expulsado Botta, a los 37 minutos de la segunda parte.

El único equipo argentino que sigue en la Sudamericana no tiene rival definido, ya que depende de la llave que cerrarán la próxima semana Millonarios de Bogotá y Gremio de Porto Alegre.

En un partidazo, el mejor en lo que va del torneo, fue expulsado Botta, a los 37 minutos de la segunda parte.

Tigre arrancó mejor, plantado en campo ajeno y el paraguayo Federico Santander tuvo dos chances claras en los primeros diez minutos, que dilapidó con definiciones ordinarias.

A los 18m., un tiro libre de Gastón Díaz desde la derecha encontró al equipo paraguayo estático en las marcas y Echeverría, con un cabezazo de pique al piso, marcó el 1 a 0 para los dirigidos por Néstor Gorosito.

Sin embargo, a partir de ese momento y con la serie igualada, Cerro Porteño asumió riesgos, utilizó los espacios detrás de la espalda de Martín Galmarini, y el enganche Jonathan Fabbro armó un `festival` de asistencias.

El conjunto visitante contó con varias ocasiones en la cabeza de Roberto Nanni, los pies de Mariano Uglessich y otra de César Benítez y cada centro al área de Tigre era una señal de alerta para el arco custodiado por Javier García.

Cuando menos lo merecía y ya se jugaba tiempo de descuento, a la salida de un corner en contra, Santander le cedió la pelota a Botta, quien desde afuera del área por el sector izquierdo, convirtió un gol brillante contra el ángulo de Diego Barreto.

Final del primer tiempo con una ventaja excesiva para Tigre, que pegó en los momentos justos y tuvo la dosis de fortuna necesaria para sortear varias situaciones riesgosas ante un rival que siempre intentó jugar con criterio.

Luego del descanso y cuando se jugaban 30 segundos de la parte final, un corte en la energía eléctrica en el estadio obligó a la suspensión parcial del partido durante 23 minutos.

De un remate de Fabbro, de brillante tarea, en el travesaño, arrancó la contra y el tercer gol de Tigre, cuando se jugaban 5 minutos.

Orban habilitó a Botta, otro de excelente partido, que se escapó por izquierda y envió un centro preciso para la `palomita` de Santander, en su primer gol en el fútbol argentino, tras su llegada a Racing Club.

En el mejor momento de Tigre, cuando su rival lucía abrumado por la goleada y la mala fortuna, llegó el descuento a los 17m., luego de un centro de Fabbro y el cabezazo de Salcedo, que abría la serie nuevamente.

La justicia llegó a los 26m., con otra aparición espectacular de Fabbro, quien con un tiro libre desde la medialuna, la `colgó` en el ángulo izquierdo para acercarse 2-3 y conseguir la clasificación.

Volvió a pegar Tigre con la pelota parada a los 29m., tras un centro de Díaz, la pelota que bajó Norberto Paparatto y Donatti, primero cabeceó contra el travesaño y luego se la llevó “puesta” para el cuarto gol y el delirio en Victoria.

Lejos de estar definida la llave, llegó la expulsión de Botta.

Hubo decenas de centros contra el área local, que aguantó estoicamente los embates de los paraguayos, que fueron alentados por casi cuatro mil simpatizantes.

El pitazo final del uruguayo Martín Vázquez le permitió a Tigre hacer historia.

El equipo que ascendió a Primera hace sólo cinco años y ya logró tres subcampeonatos locales, arribó por primera vez a una semifinal de un torneo continental y jugará la próxima Libertadores.

Para llegar a esta instancia, Tigre había dejado en el camino a Argentinos Juniors y Deportivo Quito (Ecuador), y en los tres partidos que jugó en Victoria hizo 12 goles: cuatro en cada uno.

Cerro Porteño, por su lado, había eliminado a O´Higgins (Chile), Mineros (Venezuela) y Colón de Santa Fe y está en la mitad de tabla de la liga paraguaya.

-Síntesis-

 

Tigre: Javier García; Norberto Paparatto, Mariano Echeverría y Alejandro Donatti; Martín Galmarini, Diego Ferreira, Gastón Díaz y Lucas Orban; Rubén Botta; Ezequiel Maggiolo y Federico Santander.  DT: Néstor Gorosito.

Cerro Porteño: Diego Barreto; Mariano Uglessich, Pedro Benítez y César Benítez; Carlos Bonnet, Fidencio Oviedo, Julio Dos Santos y Walter López; Jonathan Fabbro; Roberto Nanni y Santiago Salcedo. DT: Jorge Fossati.

 

Goles en el primer tiempo: 18m. Echeverría (T), 46m. Botta (T).

 

Goles en el segundo tiempo: 5m. Santander (T), 17m. Salcedo (CP), 26m. Fabbro (CP) y 29m. Donatti (T).

 

Cambios en el segundo tiempo: 32m. Ramiro Leone por Ezequiel Maggiolo (T), 35m. Víctor Mareco por Oviedo y Jorge Rojas por Bonnet (CP), 38m. Diego Ftacla por Santander (T) y 45m. Alejandro Da Silva por César Benítez (CP).

 

Incidencias: En el segundo tiempo, 37m. expulsado Botta (T).

Arbitro: Martín Vázquez (Uruguay).

Estadio: Coliseo de Victoria.

 WHATSAPP FMA102
Compartir