Tras una larga espera, miles de fanáticos disfrutaron cada uno de los temas de la Reina del Pop y su MDNA Tour. Mañana se presentará nuevamente en Núñez y el 22 estará presente en el Olímpico de Córdoba

El show comenzó con retraso a las 23:20, al punto que el público que había llegado a las 20 empezó a ponerse muy impaciente sin ahorrar cánticos y abucheos contra la diva. Al final, Madonna apareció con un espectáculo imponente.

La cantante norteamericana mostró un espectáculo lleno de espectacularidad, sensualidad y, sobre todo, un gran estado físico donde no paró de moverse. El show es una síntesis erótica, violenta, caótica, precisa y crítica de nuestros usos y costumbres, contada en dos horas, 20 canciones con coreografías y una puesta impactante.

Es de destacar el fondo del escenario que aparece cubierto por tres enormes bloques de led en los que se proyectan las imágenes que completan cada uno de los cuadros. En escena, una serie de cubos sirve para producir un impacto mayor en las coreografías.

Son parte del piso, pero pueden elevarse en cualquier momento y sus paredes proyectar imágenes complementarias a las de las pantallas. También el piso se abre en varios pasajes para ocultar los objetos que ya no se usan o para que la mismísima Madonna desaparezca ante la vista del público según informa un matutino.

Una vez más, la “chica material” mostró a su gente una batería de hits a prueba del paso tiempo y la edad de sus fanáticos.

 WHATSAPP FMA102