El tandilense derrotó 6-2; 6-4 y 6-2 al alemán Benjamin Becker y está en tercera ronda del torneo que se juega en Melbourne Park. Su próximo rival será el francés Jeremy Chardy

Juan Martín del Potro se sobrepuso hoy a los más de 40 grados de temperatura que azotó a los jugadores en Melbourne Park y venció sin problemas al alemán Benjamin Becker por un marcador de 6-2; 6-4 y 6-1 tras 1 hora y 44 minutos de juego.

 

El triunfo le dio al argentino el pasaje a la tercera ronda del Abierto de Australia en la que deberá enfrentar al francés Jeremy Chardy (36), a quien venció en el Masters 1000 de Cincinnati, el único partido que disputaron.

 

Del Potro se mostró hoy sin grietas en su juego: 22 aces, 50 tiros ganadores, sólo 18 errores no forzados y 5/10 puntos de quiebre para dejar en claro que su objetivo de este año, que es pelear por el número uno del ranking, es posible.

 

Federer tampoco se despeina

El suizo Roger Federer cumplió con la estadística y su récord personal contra Nikolay Davydenko para avanzar a los dieciseisavos de final del Abierto de Australia al derrotar al ruso, por 6-3, 6-3 y 6-4 en una hora y 59 minutos.

 

Tras diez años de enfrentamientos continuos, Federer domina a Davydenko por 18 victorias y sólo dos derrotas, en uno de los duelos clásicos de este deporte. Davydenko, que viene de disputar la final de Doha, sólo ha sido capaz de imponerse al de Basilea en las semifinales del Masters de Londres en 2009 y en las de Doha en 2010.

 

Sólo hay un jugador más, el estadounidense Andy Roddick, ya retirado de la competición (21-3), ante el que Federer ha ganado más veces. Con el australiano Lleyton Hewitt el suizo tiene también un récord abrumador (18-8).

 

En el objetivo de Federer se encuentra recuperar el puesto de número uno del mundo, que lograría en este torneo si gana el título este año y Novak Djokovic pierde antes de las semifinales.

 

Esta victoria y la del australiano Bernard Tomic ante el alemán Daniel Brands, por 6-7 (4), 7-5, 7-6 (3) y 7-6 (8), deja fijado uno de los duelos más esperados este año en Melbourne, entre el exnúmero uno del mundo y el héroe local, la última esperanza del tenis “aussie”.

 

Antes de comenzar este Grand Slam, tras conocer Tomic que Federer figuraba en su parte del cuadro y podían verse las caras, el jugador australiano de origen alemán y ascendencia croata, señaló con descaro: “Nos enfrentaremos si él llega a la tercera ronda”, una previsión que ambos han cumplido.

 WHATSAPP FMA102