Tragedia de Once

La actividad central -al cumplirse hoy el primer aniversario del accidente ferroviario de Once– tendrá lugar en Plaza de Mayo. En tanto, en la estación de Once, familiares de los fallecidos recuerdan a sus seres queridos y reclaman que se sancione a los responsables del siniestro que le costó la vida a 51 personas. El Senado aprobó un homenaje a las víctimas.

La jornada de recuerdo y memoria por las víctimas arrancó en la estación ferroviaria de Once, donde a las 8:32, hora aproximada en el que el tren chocó contra el paragolpe del andén 2 de la terminal causando la tragedia, se realizó un emotivo minuto de silencio y un bocinazo.

Durante los segundos en que sonó la sirena, la emoción desbordó a varios familiares de los fallecidos, que no pudieron contener el llanto; incluso algunos tuvieron la necesidad de taparse los oídos para no sentirse tan afectados por el sonido que recordaba el momento del horror.

A las 8:45, la gente que se dio cita en el homenaje colocó velas en el andén y arrojó flores a las vías. Además, los pasajeros de otro tren se sumaron espontáneamente al recuerdo con un aplauso sostenido.

Minutos después, el actor Manuel Callau hizo un repaso de los hechos y de las declaraciones posteriores que realizaron divsersos protagonistas de la política local, que fueron abucheados e insultados por los presentes.

A continuación, el actor leyó un mensaje del grupo intelectual opositor Plataforma 2012, que puso especial énfasis en la “ineludible responsabildiad del Estado” en el hecho.

“Ese miércoles, en un tren de Buenos Aires, la mentira estalló. Los muertos y heridos se hacen presentes sobre aquellos que no podrán borrar de sus mentes las imágenes, sonidos y olores del horror”, recordaron.

Durante la lectura del mensaje fueron abucheados el ex secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi; la ministra de Seguridad, Nilda Garré; el titular de Planificación Federal, Julio de Vido, el ex presidente Carlos Menem y, especialmente, la presidente Cristina Kirchner.

Un día de homenajes

A las 12.30 está prevista una misa en la Catedral Metropolitana, mientras que a las 15, en la Plaza de Mayo, habrá un festival donde tocarán los músicos Kevin Johansen, Leo García y el grupo Airbag.

El acto central comenzará a las 19, en esa plaza emblemática, donde estarán presentes familiares y víctimas de la tragedia, músicos y representantes del mundo del arte y de la cultura.

“Convocamos a toda la ciudadanía sin banderas políticas ni sindicales, sólo bajo la bandera de justicia para las 51 víctimas de la tragedia”, dijo Paolo Menghini, padre de Lucas, el joven que fue encontrado sin vida dos días después del accidente en el tren.

En ese marco, los familiares presentarán un documento conjunto de los damnificados del accidente, además de proyectarse imágenes con adhesiones de personalidades de la cultura y videos sobre la lucha de los familiares.

El accidente de Once causó la muerte de 51 personas y provocó heridas a más de 700: cuatro de carácter gravísimo, 27 graves y 758 con heridas más leves.

En el juicio oral, que estará a cargo del Tribunal Oral Federal de la capital, se intentará determinar quiénes fueron los responsables de la tragedia, que se originó cuando un tren de la línea Sarmiento colisionó con la cabecera del andén 2 en la estación Once.

Ayer, el Senado realizó un minuto de silencio y hacia la noche votó de forma unánime un proyecto de reconocimiento a las víctimas.

Por su parte, la presidente Cristina Kirchner recordó a los fallecidos durante un acto en Tecnópolis y envió un “abrazo solidario” a sus familias. “Sé que la pérdida de un ser querido es irreparable pero ahí está la Justicia para determinar responsabilidades”, sostuvo.

 WHATSAPP FMA102