Cómo evitar enfermedades en el regreso a casa luego del temporal

temporal

Suele decirse que lo peor de una inundación ocurre cuando el agua baja. En ese momento pueden proliferar enfermedades e infecciones. Un especialista consultado por Infobae alertó sobre los cuidados que hay que tener.

Durante la madrugada del martes la ciudad de Buenos Aires, el Gran Buenos Aires y La Plata se vieron sorprendidos por un temporal inusitado por la cantidad de agua caída en un breve período de tiempo. Dicen los que saben que el fenómeno meteorológico fue de los peores en la historia de los que haya registro.

Y como si la emergencia de despertarse con el agua dentro de la casa fuera poco, a eso se le suman las enfermedades e infecciones que pueden ocasionarse tanto en los centros de evacuados como cuando los afectados puedan regresar a sus hogares.

Infobae consultó al doctor Enrique Casanueva (MN 55.133), infectólogo pediatra, quien resaltó que “siempre que hay inundaciones hay riesgo aumentado de enfermedades relacionadas con infecciones que se transmiten por vía fecal- oral“.

En ese sentido, “los mayores cuidados deben apuntar a prevenir la hepatitis A, que se propaga debido al contacto con zonas poco higiénicas o ingestión de alimentos contaminados”, destacó el jefe de Infectología Infantil del Hospital Austral, quien resaltó que las medidas higiénicas deben tender a “prevenir infecciones por Salmonella, Escherichia coli” y todas las bacterias que pueden ocasionar diarreas.

Y agregó que virus como el rotavirus, que producen diarreas, también pueden incrementarse en estas situaciones.

De ahí que lo más importante sea el lavado de manos y “por supuesto, el consumo de agua potable o potabilizada“, insistió Casanueva. Cabe recordar que se entiende por agua potabilizada la que fue desinfectada con dos gotas de lavandina por litro de agua, dejándola reposar 30 minutos antes de utilizarla. La otra forma es hervirla hasta que salgan burbujas durante 3 minutos, y esperar a que se enfríe para consumirla.

“El lavado de manos es importante porque la gente se preocupa por tomar agua potable pero después no se lava las manos, y los virus y bacterias permanecen durante horas en las superficies”, explicó el especialista.

Consultado acerca de si hay riesgo de dengue debido a la acumulación de agua, el especialista destacó que “si bien siempre que hay acumulación de agua es viable la proliferación del mosquito vector, es poco frecuente que ocurra en esta oportunidad porque no estamos en una zona endémica ni tenemos foco de la enfermedad en este momento”.

En tanto, la médica veterinaria Carolina Chávez (MP 10.808) recomendó tener la vacuna antitetánica al día dado que “los desechos que vienen con el agua pueden ingresar al cuerpo a través de una eventual herida y provocar una infección”.

Asimismo, aconsejó “estar alerta a los síntomas de leptospirosis“, una enfermedad de las llamadas zoonóticas (transmitidas de un animal al ser humano), la cual se contrae al entrar en contacto con orina de ratas (en la Ciudad se calcula que hay 15 roedores por habitante) y que suele manifestarse principalmente en épocas de lluvias e inundaciones.

Los principales síntomas en la mayoría de los casos son fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, articulares y óseos, por lo que es recomendable que ante la presencia de estos síntomas se consulte de inmediato al médico.

Finalmente, Casanueva aconsejó “tener las vacunas del calendario nacional al día”, ya que muchas de ellas previenen enfermedades que se producen en estas situaciones de hacinamiento, como las que ocasionan los virus y bacterias que causan afecciones respiratorias, como meningococo, gripe, haemóphilus y neumococo, entre otros.

 WHATSAPP FMA102
Compartir