El film que anticipó la elección del Papa argentino

papa Francisco

Habemus Papam, del italiano Nanni Moretti, es una sátira filmada a fines de 2011 sobre un cónclave vaticano que elige a un Sumo Pontífice. Incluye una sugestiva escena que casi parece vaticinar lo que efectivamente sucedió.

El Papa muere y, como lo establece la tradición, los cardenales se recluyen para elegir al sucesor. Durante el recuento de la tercera votación, cuando ya se hace evidente que hay un elegido, los cardenales empiezan a ponerse de pie y a aplaudir al nuevo Santo Padre. Tal como contó el flamante Papa Jorge Bergoglio que sucedió cuando en el interior de la Capilla Sixtina sus colegas se dieron cuenta de que él sería el nuevo Papa.

Así empieza la película de Nanni Moretti. Pero lo más sorprendente, a la luz de lo que sucedió el 13 de marzo pasado, es la escena que sigue: de la chimenea de la capilla Sixtina sale humo blanco y, de inmediato, la cámara muestra la plaza San Pedro donde una persona agita una bandera argentina, que ocupa todo el centro de la escena durante unos segundos (ver el video).

Claro que ahí terminan las coincidencias, ya que el film Habemus Papam es una sátira sobre un Cardenal que, electo Papa, sufre un ataque de pánico ante la responsabilidad que se le viene encima.

A partir de ahí, se suceden situaciones desopilantes, desde la convocatoria a un psicoanalista para tratar el malestar del Papa hasta la eternización del cónclave a la espera de que el atribulado se decida a asumir la función, pasando por una fuga y una sucesión dementiras piadosas –nunca mejor usado el término- para ocultar lo que realmente está pasando al interior del Vaticano.

 

Por último, la película tiene otro detalle “argentino”: una escena en la cual los cardenales bailan al ritmo de una canción de Mercedes Sosa… (ver el video).

Pese a ser una comedia, y a su tono satírico, la película no resulta irrespetuosa. Moretti -que también actúa en la película, en el papel del psicoanalista convocado para tratar al Papa- es un maestro en hacer humor sin bajezas ni grosería. Imperdible. No sólo es entretenida sino que, pese al registro cómico, muestra bastante bien, especialmente en la primera parte, cómo se desarrolla un cónclave.

 WHATSAPP FMA102
Compartir