En el Día del Trabajador, el Papa pidió combatir el desempleo

papa Francisco1

El papa Francisco denunció este miércoles “la concepción economicista de la sociedad que busca el beneficio egoísta más allá de los parámetros de la justicia social” y cuya consecuencia son los numerosos desempleados, en el día del trabajo que se celebra el primero de mayo.

El Papa habló del trabajo y de las numerosas situaciones en el mundo en que tanta gente trabaja en “condiciones de esclavitud”, además de la trata de seres humanos englobadas en trabajos de esclavitud.

“La dignidad no es la que da el poder, el dinero, la cultura, no. La dignidad nos la da el trabajo y un trabajo digno”, porque hay tantos “sistemas sociales, políticos y económicos que hicieron que ese trabajo signifique aprovecharse de la persona”, aseveró.

Jorge Bergoglio sostuvo que cuando la sociedad está organizada de forma “que no todos tienen la posibilidad de trabajar, esa sociedad no es justa”.

Dijo a los responsables de la cosa pública que hagan todo el esfuerzo para dar un nuevo impulso a la ocupación, de preocuparse por la dignidad de las personas.

“Pido a todos que en la medida de sus responsabilidades se esfuercen por crear puesto de trabajo y creen esperanzas en los trabajadores”.

Francisco hizo referencia a la “dificultad” que en varios países encuentra el mundo del trabajo y de la empresa.

“Pienso en cuántos están desempleados, muchas veces a causa de una concepción economicista de la sociedad que busca el beneficio egoísta más allá de los parámetros de la justicia social”, dijo y añadió “los invito a la solidaridad y por tanto, a no perder la esperanza”.

Para el Papa, el trabajo es parte del proyecto de amor de Dios, “estamos llamados a cultivar y cuidar de todos los bienes de la creación y de esta manera participamos en la obra de la creación”, aseveró.

 WHATSAPP FMA102
Compartir