Malvinas Argentinas: familiares de víctimas de mala praxis reclamaron el esclarecimiento de los casos

Malvinas Argentinas

Al cumplirse un año de la brutal represión sobre familiares y periodistas frente al hospital Claudio Zin, más de un centenar de vecinos marcharon en silencio, con antorchas y banderas que recordaban a sus familiares, desde la estación ferroviaria de Los Polvorines hasta los hospitales ubicados en ruta 197 y Miraflores.

Los accesos a ambos centros sanitarios fueron bloqueados a los manifestantes por un numeroso grupo de efectivos policiales y de seguridad municipal, mientras que desde la terraza del hospital Abete dos personas filmaban y fotografiaban a los familiares.

Analía Becerra, la mamá de Celeste Morales de siete años que se ahogó con sus fluídos por un supuesto drenaje mal colocado y cuya muerte motivó la marcha del 5 de junio de 2012, le contó a Télam que “desde hace un año estoy muerta en vida, ya no soy una persona, me dejaron vacía, me sacaron todo lo que tenía que era mi hija”.

“Lo único que me saca de la cama todos los días es saber que le debo a mi nena justicia, la verdad tiene que salir a la luz aunque acá se empeñen en ocultar todo desde el municipio”, añadió con lágrimas en los ojos.

“Yo tengo fe en que la investigación va a mostrar la verdad, pero acá esconden todo, las historias clínicas, los análisis, toda la documentación que pide el juzgado siempre está escondida en la intendencia”, finalizó Analía.

Margarita, madre de Jorge Frías, un joven de 34 años que fue internado en enero de 2012 en el hospital Abete luego de recibir una paliza y media hora después de recibir el alta sufrió muerte cerebral expresó que su hijo “era puro futuro y nos robaron la vida cuando todavía tenía mucho por delante, mi familia quedó destruída por la decisión de una supuesta neurocirujana que lo dio de alta sin notar lo que le pasaba”.

“Hace un año y medio que pedimos explicaciones y nadie da la cara, hoy vinimos hasta acá y en vez de recibirnos lo único que hay es una guardia policial”, finalizó Margarita.

Otra manifestante, Claudia Ledesma, la mamá de Melani, una beba que falleció en junio de 2009 después de pasar por dos diagnósticos distintos en hospitales de Malvinas Argentinas, le contó hoy a Télam que “hace cuatro años que me vienen mintiendo, hace cuatro años que el intendente (Jesús) Cariglino se ocupa de que ninguna de estas causas avance, esto tiene que acabarse”.

Jorge Cancio, vecino y abogado de algunas de las familias, le dijo a Télam que “las causas avanzan muy de a poco, porque desde el ejecutivo municipal ponen todos los obstáculos posibles a las investigaciones, lo mismo que en la causa por las agresiones del 5 de junio de 2012”.

“Por los incidentes del años pasado hay 13 policías sumariados, hay varios patoteros identificados y se estaba progresando en la investigación hasta que alguien decidió trasladar al fiscal (Santiago Camiñas) que llevaba la investigación. Recién ahora se está por realizar una segunda rueda de reconocimiento, más de un año depués”, agregó.

El 5 de junio de 2012 un grupo de familiares de chicos fallecidos en centros sanitarios de Malvinas Argentinas se acercó al hospital pediátrico Claudio Zin a pedir explicaciones y, junto a los periodistas que cubrían el reclamo fueron golpeados por patotas identificadas con el intendente Cariglino ante la inacción de los efectivos de la policía bonaerense presentes en el lugar.

 WHATSAPP FMA102
Compartir