Desarrollo Social incluyó a 3.200 nuevos beneficiarios de tarjetas Pro-Familia

Tarjetas Pro-Familia

Tras los operativos de detección e inclusión de nuevos beneficiarios de las tarjetas Pro-Familia que llevó a cabo el Ministerio de Desarrollo Social, se incluyó en los últimos dos meses a un total de 3.200 personas. De este modo, el padrón que quedó cerrado hasta el próximo año consta de más de 28.200 personas que reciben el complemento alimentario. Por este operativo de detección, se retrasó la implementación del nuevo sistema que prevé un aumento por hijo, por lo que el mismo regirá a partir del próximo mes.
La inclusión y el operativo iniciaron luego de la baja a 5.000 beneficiarios irregulares del programa alimentario Pro-Familia, como resultado del reempadronamiento que se realizó a lo largo del año pasado desde la cartera de Desarrollo Social, depurando un padrón que había quedado en poco más de 25 mil beneficiarios, que ahora nuevamente es más de 28.200 “titulares de derechos” incluidos en un beneficio monetario que sirve para cubrir parte de las necesidades alimentarias.
En diálogo con El Esquiú.com, la directora de Políticas Alimentarias, Silvia Sarapura, dio a conocer que en principio se estimaba realizar una inclusión rápida, pero como muchas personas no se enteraron a tiempo, hubo que extender los plazos hasta la semana pasada. “El nuevo padrón quedó cerrado y no tiene movilidad hasta el próximo año. Hemos cerrado ahora en julio y detectamos mucha gente que no actualizó los datos, pero lamentablemente el padrón se tenía que cerrar. Dentro de los trámites se observó a nuevos beneficiarios adolescentes que ya no están con sus padres y podían recibir el beneficio, y se los incluyó”. Agregó que de este modo los trámites se llevaron a cabo con éxito, quedando un padrón con un total de 28.200 personas nuevamente. Ahora con este número no hay posibilidades de incluir nuevas personas, mientras la única manera es que de este padrón se produzcan bajas por aumento del ingreso de algún beneficiario, posibilidad que podría no darse este año.
Estos datos y trámites retrasaron la implementación del nuevo sistema, que prevé una suba que va de 110 pesos por hijo a 890 pesos. El aumento también alcanza a quienes reciben ayuda social, como los celíacos, hemodializados, portadores de HIV, entre otras focalizados.
Se recuerda que desde el mes pasado las tarjetas pueden ser usadas en las grandes cadenas de supermercados, con quienes Desarrollo Social acordó recientemente la posibilidad de que los beneficiarios de tarjetas pueden comprar todos los productos de la canasta, accediendo a los acuerdos de precios vigentes a nivel nacional.
La posibilidad de adquirir productos en los supermercados surgió ante la detección de diversas irregularidades que mantenían desde hace tiempo las despensas que reciben las tarjetas, como la retención de la tarjeta y los sobreprecios.

 WHATSAPP FMA102
Compartir