Sergio Massa

El jefe de Frente Renovador se defendió de sus críticos y buscó distinguirse de Francisco De Narváez. Además llamó a “cambiar la agenda” en estas elecciones para discutir “inseguridad, inflación e institucionalidad”.

La supuesta falta de certezas políticas ha sido uno de los ejes de la crítica del kirchnerismo al massismo. Al respecto, en una entrevista con la agencia DyN, Massa respondió: “Yo no soy ambiguo, tengo definiciones claras. Quiero que tengamos una agenda de lucha contra la inseguridad de verdad, porque la gente tiene miedo. Quiero que tengamos una agenda de defensa de la institucionalidad, de la Constitución. Eso no significa ser tibio, significa ser firme en mis convicciones”.

Consultado sobre el rol de la presidente Cristina Kirchner en la campaña, cada vez más cerca de su candidato en la Provincia, Martín Insaurralde, reflexionó: “Desde el momento en el que tomamos la decisión sabíamos que éramos David contra Goliat, pero apostamos siempre a lo mismo que apostamos hoy, a que sea la gente nuestra gomera”.

También opinó sobre las ultimas intervenciones de Daniel Scioli, quien sorprendió a muchos ratificando con vehemencia su adhesión al proyecto kirchnerista. “Desde el momento en que el gobernador decide quedarse en el oficialismo, está claro que se tiene que involucrar en la campaña y eso es parte de la política”, analizó.

Evitó opinar sobre la situación de la Provincia (“hay dirigentes políticos que se encargan de buscar culpables y nosotros de buscar soluciones”) y propuso “descentralizar al máximo todas sus funciones en esos fenomenales agentes de ejecución de políticas públicas que son los municipios”.

En cuanto al escenario post-electoral, afirmó: “Creo que una victoria nuestra va a fijar una nueva agenda política. Va ser inexorable discutir de la inseguridad, de la inflación, del empleo, del empleo joven, del crédito, de la necesidad de un acuerdo campo-industria y de la necesidad de mirar las distintas regiones de la provincia y su capacidad productiva”, enumeró. Y se cuidó de dar precisiones sobre la renovación presidencial. “Lo que pase en 2015 me parece intrascendente”, comentó.

En la entrevista, a Massa le mencionaron que los problemas para los que reclama soluciones son los mismos que plantea Francisco De Narváez. El jefe comunal no lo negó, pero se diferenció del diputado. “Creo que la experiencia de gestión no sólo mía, sino de muchísimos intendentes y de respuesta en la cosa pública, es un diferencial muy importante”, señaló.

Y por si quedan dudas, sentenció: “Dejamos de ser parte del oficialismo, construimos nuestra propia fuerza, empezamos a ver el futuro en la Argentina. No pensamos volver atrás”.

 WHATSAPP FMA102