Expectativa por la apertura al diálogo de la Presidente con empresarios y sindicalistas

Cristina Kirchner reunión

Luego de su fuerte discurso de la semana pasada en Tecnópolis, en el que adelantó que quería conversar con los “titulares” del sistema económico y laboral y no con los “suplentes”, la jefa de Estado recibirá este mediodía en la capital santacruceña a los referentes del empresariado y el gremialismo nacional.

El escenario del encuentro será el auditorio del Obispado de Río Gallegos, donde en primer término Cristina Kirchner encabezará un acto por la adjudicación de la construcción de dos represas a la firma Electroingeniería y, luego, alrededor de las 13, mantendrá la reunión estipulada.

Concurrirán los titulares de la Unión Industrial Argentina (UIA), las asociaciones de bancos Adeba y ABA, la Cámara Argentina de la Construcción (CAMACO), la Cámara Argentino de Comercio (CAC), la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la Confederación General Económica (CGE) y los secretarios generales de la CGT (Antonio Caló) y CTA (Hugo Yasky), las dos centrales reconocidas por el Gobierno.

Se espera que en la audiencia con la mandataria se analicen los problemas que cada sector observa en la economía y los hombres de negocios acerquen propuestas para modificar las distorsiones de sus respectivas áreas, mientras que los sindicalistas volverán a la carga con su reclamo para actualizar la escala del impuesto a las Ganancias y la necesidad de ampliar las asignaciones familiares, entre otros temas.

Existen varias aristas de la economía que preocupan a los empresarios, entre ellos el control de importaciones, la reciente devaluación del Real, la inflación, los problemas de la competitividad por el atraso cambiario o la situación del dólar y las inversiones extranjeras.

Ante eso, aguardan que el encuentro sirva como primer paso para que el Ejecutivo avance con cambios para sanear las dificultades que atraviesa el modelo.

De hecho, sectores y aliados del mismo Gobierno ya salieron a plantear públicamente la necesidad de realizar revisiones, como el caso del primer candidato a diputado del Frente para la Victoria, Martín Insaurralde, quien admitió que se debería modificar el impuesto a las Ganancias, algo que ya se da por descontado que Cristina Kirchner anunciaría en breve.

En la antesala del diálogo, el titular de la UIA, Héctor Méndez, advirtió que hay que “hacerle ver la realidad” a la jefa de Estado y añadió: “Veremos lo que nos plantea. Nosotros le vamos a decir lo que está mal y cómo podemos corregirlo”.

En tanto, en lo que refiere al sector sindical, quedaron marginados de la convocatoria los titulares de las centrales opositoras al Ejecutivo como la CGT Azopardo de Hugo Moyano, la CTA de Pablo Micheli y la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo.

A propósito, la CGT Azopardo emitió un comunicado en el que criticó la convocatoria de la mandataria, al sostener que “invita en realidad a un diálogo que rápidamente se convertirá en monólogo”, con el objetivo de “ocultar el duro revés que sufrió el Gobierno en las urnas”.

La propuesta del Ministerio de Trabajo

La cartera laboral que conduce Carlos Tomada y la AFIP elaboraron un proyecto tendiente a “castigar” a los empresarios que sigan sometiendo a su personal bajo esa condición irregular. La iniciativa será presentada hoy a los empresarios, industriales y sindicatos en Río Gallegos, en ocasión de la reunión que mantendrá Cristina Kirchner con esos grupos.

 WHATSAPP FMA102
Compartir