Tecnópolis1

La megamuestra recibió en sus dos ediciones anteriores a más de 8,5 de personas y desde que reabrió sus puertas, el 13 de julio pasado, otros dos millones.

La tercera edición “es un éxito”, dijo a Télam el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, y se mostró “asombrado por la cantidad de gente que está asistiendo a la feria”, ubicada en la localidad bonaerense de Villa Martelli.

Tecnópolis “es un espacio del que se sale con más conocimiento que con el que se entró, sobre todo los chicos, que acceden de forma gratuita a este mundo tan fascinante de la ciencia”, sostuvo Barañao a poco de inaugurar el tercer año de la megamuestra, que este año lleva la consigna “Desafío del Conocimiento”.

Tecnópolis nació al calor de los festejos del Bicentenario y en 2011 ofreció una mirada hacia el futuro, con simuladores de viajes al espacio, entre sus más potentes atracciones.

La imagen del gigantesco cohete tentaba a hacer un viaje espacial a quienes pasaban en auto o colectivo por la General Paz.
La segunda edición tuvo por lema “Energía para transformar”, apuntó a la capacidad de obrar y ponerse en movimiento y con nuevas propuestas atrajo a más visitantes.
La mega muestra de 2012 “invitó a conocer la importancia de la energía en la expansión de la industria y el crecimiento estratégico del país”, señalaron los organizadores.

La edición actual apunta directamente al conocimiento y lo logra con varias actividades “que no se pueden dejar de ver”, como la propuesta didáctica de musical “Zamba con San Martín, que compite con producciones artísticas de buen nivel”, señalaron.

Otros de los aciertos de este año son el museo de la evolución humana y el acuario, con miles de especies marinas y de agua dulce de las más diversas regiones del país y el mundo, desde el Mar Argentino y el río Paraná hasta África, Asia y la Amazonia.

Tecnópolis nació al calor de los festejos del Bicentenario

“Tecnópolis 2013 se plantea el desafío del conocimiento y nosotros nos proponemos duplicar esta vez la cantidad de chicos del año pasado, porque esta es una forma distinta de llegar al saber, dijo a Télam el viceministro de Educación, Jaime Perczyk.

En materia de alumnos, la cifra llegó durante 2011 y 2012 a un millón en total, cifra que se integró con chicos invitados por las autoridades educativas nacionales y provinciales y escuelas que por “motu” propio pidieron hacer la visita y lograron concretarla por su cuenta.

“La Argentina que se está haciendo y la que se puede hacer es lo que los alumnos de todo el país ven en Tecnópolis”, sostuvo Perczyk al contar cómo el Ministerio facilitó la llegada de tantos chicos, a veces organizando todo el viaje, otras proveyéndolos de transporte u otros recursos.

El año pasado, sólo a través de esta cartera nacional visitaron Tecnópolis unos 120.000 alumnos de todo el país, cifra que quieren  duplicar este año.

“Hay cuatro propuestas de la cartera de Educación: una destinada a los chicos de jardín de infantes y primaria como el Asombroso Mundo de Zamba, ese personaje de Pakapaka que esta vez además de tener un parque temático sale a escena con decenas de actores y efectos especiales”, contó Perczyk.

Para los adolescentes hay “juegos matemáticos, de lengua, geografía e historia” y un espacio especial “para los que buscan informarse sobre las carreras de educación superior”.

Tecnópolis representa siempre un desafío. Es un espacio para experimentar nuevas formas de saber más sobre nosotros, de descubrir lo que nos rodea, de entender mejor el mundo en que vivimos, sostuvo el funcionario.

La feria de Ciencia y Tecnología muestra este año una infraestructura más consolidada, con nuevas áreas de servicios, wifi, sanitarios y 34 puntos gastronómicos que ofrecen productos de calidad a precios accesibles.

 WHATSAPP FMA102