Organizaciones de derechos humanos, religiosas y sociales se movilizaron por la paz en Siria

Movilización por la paz en Siria

En ese marco, el argentino premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, aseguró que “hay que buscar una solución política a través del diálogo” y señaló que “el G20 le dijo ´no´ a la guerra y (Barack) Obama debe escuchar”.

Por otra parte, el Obispo Metodista Aldo Etchegoyen, presidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH), destacó que “es muy importante la reacción internacional porque habla de una profunda conciencia en relación a la paz, incluso casi el 70 por ciento de la población de Estados Unidos está en contra de la acción militar, que desconoce todas los organismos internacionales”.

Adhirieron a esta convocatoria Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, CELS, H.I.J.O.S., APDH, LADH, Buena Memoria y Moppasol, entre otros organismos.

Desde Córdoba, Fresneda instó a los argentinos a ser “protagonistas de querer vivir en paz”, al advertir que “debemos tomar conciencia de que estamos a las puertas de una nueva crisis mundial”.

Fresneda, acompañado por referentes de organizaciones políticas, sociales, instituciones y de los Derechos Humanos, estuvo en la plaza San Martín, en el centro de la capital cordobesa, para participar de las acciones convocadas por el organismo.

“Buscamos con esta iniciativa que las acciones a favor de la paz y no a la guerra se propague con cadenas de oraciones, desde sus casas, desde todos los ámbitos, no importa la masividad o la popularidad, lo que importa es el nivel de conciencia que debemos tener todos y todas en un momento en que estamos en las puertas de una nueva crisis mundial”, manifestó a Télam Fresneda.

“El mensaje de los argentinos es claro y casi un grito angustioso: ´paren la guerra´. La guerra es la muerte”, resaltó.

Más temprano, otras organizaciones se reunieron en el santuario de San Cayetano del barrio porteño de Liniers para sumarse a la jornada de oración.

Los habituales feligreses de esa parroquia y los peregrinos que todos los días 7 se acercan a saludar al patrono de los trabajadores se mezclaban hoy con militantes del Movimiento Evita, del Movimiento de Trabajadores Excluídos (MTE), del comedor “Los Pibes de la Boca”, de sindicatos de municipales, metalúrgicos, y ceramistas, entre otros gremios.

El responsable de la pastoral social de la arquidiócesis porteña, el padre Carlos Acaputo, explicó a Télam que “esta reunión de hoy para orar por la paz en Siria no es otra cosa que la respuesta al llamado del Papa Francisco para que todo el mundo se exprese en contra de la guerra”.

“La presencia hoy de organizaciones sociales y sindicales de distintas extracciones políticas es el saldo de la construcción de Jorge Bergoglio como arzobispo de Buenos Aires, quien siempre tuvo las puertas abiertas al diálogo y buscó tender puentes frente a causas comunes como esta”, añadió.

Juan Grabois, dirigente del MTE, dijo a Télam que “los cartoneros no podíamos dejar de responder a la convocatoria de Francisco, quien como arzobispo porteño siempre nos abrió las puertas, además sentimos la necesidad de sumarnos a las voces de todo el mundo en contra de la guerra, porque cada vez que hay un conflicto bélico los que más sufren siempre son los que menos tienen”.

En Santa Fe, el arzobispo José María Arancedo dispuso que se organicen momentos de oración, tal como lo pidió el papa Francisco, y recordó que “la humanidad tienen necesidad de ver gestos de paz”.

En Corrientes, el arzobispo Andrés Stanovnik llamó a las comunidades a unirse en el ayuno y la oración, en espíritu de penitencia, para invocar a Dios la paz en Siria.

“Encomendamos el desarrollo de esta jornada, a nuestra Madre, María Reina de la Paz, para que interceda ante Dios, por el preciado don de la paz entre las naciones”, señaló Stanovnik.

“Quisiera hacerme intérprete del grito que, con creciente angustia, se levanta en todas las partes de la tierra, en todos los pueblos, en cada corazón, en la única gran familia que es la humanidad: ¡el grito de la paz!”, aseguró el obispo de Goya, Ricardo Faifer.

 WHATSAPP FMA102
Compartir