Se hicieron pasar por carteros y le roban $700.000 a un anciano

Casa del anciano asaltado

La madrugada de ayer estalló en inseguridad y violencia nuevamente. Esta vez, los delincuentes llegaron hasta la vivienda del médico jubilado Álvaro Gershani, y haciéndose pasar por “carteros”, lo redujeron y obligaron a que les diera 700 mil pesos en efectivo que el hombre de 79 años acababa de sacar del banco. El hecho se registró sobre calle Sarmiento, en pleno centro. Los vecinos reclamaron por más seguridad.
“Nuestra forma de vida cambió a partir de anoche”, es todo lo que alcanzó a decir a la prensa una de las familiares del médico Gershani, al excusarse por no poder hablar debido al estado de shock que todos vivieron tras enterarse del lamentable hecho.
Según confiaron fuentes relacionadas con la investigación, el asalto se produjo alrededor de la 1 de la madrugada. A esa hora, dos sujetos golpearon la puerta de la casa del anciano, ubicada sobre calle Sarmiento al 100, sabiendo que éste se encontraba solo.
Tras convencerlo para que les abriera la puerta de la vivienda, ya que se habían hecho pasar por carteros que llevaban un paquete para él, una vez en el interior los sujetos habrían golpeado violentamente al hombre, con un arma de fuego que portaban y otros elementos contundentes. Al ver que se resistía a decirles dónde tenía el dinero, le pusieron una bolsa de plástico amenazando con asfixiarlo y así obligarlo a hablar, ya que presuntamente sabían del dinero que estaba en su poder.
El momento de violencia quebró al anciano, quien los dirigió adonde tenía sus ahorros. Finalmente los delincuentes se habrían dado a la fuga con una suma que rondaría los 700.000 pesos, discriminados en moneda argentina y dólares.
La denuncia fue radicada en la Comisaría Cuarta, mientras que la Unidad Judicial Nº 1 labró las actas correspondientes y el fiscal Roberto Mazzucco ordenó inmediatas medidas en base a las características de los delincuentes.
Según se pudo saber, los delincuentes habrían impedido en todo momento que el médico les vea el rostro. Mazzucco señaló que se investigará en las sucursales bancarias los movimientos del hombre para tratar de establecer fidedignamente la suma extraída y las razones del retiro. Además se pedirán las cámaras de seguridad de locales comerciales aledaños y de otras cámaras públicas que habría en el sector con la finalidad de poder identificar a los delincuentes.

 

Preocupación de la Justicia

En diálogo con Radio Ancasti, el fiscal de la Unidad de Delitos Criminales, Roberto Mazzucco, admitió que es “preocupante la cantidad de asaltos a mano armada registrados casi todas las semanas en la provincia”.
Para el fiscal investigador, el uso de armas es la mayor preocupación que arrastran los hechos delictivos en la provincia. “Lo grave es que los delitos que se consuman con el uso de armas los cometen personas que están bajo los efectos de estupefacientes o alcohol”, dijo.
Además, sostuvo que años atrás “uno creía que los delitos de estas características eran protagonizados por delincuentes que arribaban desde provincias vecinas, sin embargo, hoy en día son cometidos por personas catamarqueñas”, aseguró y agregó: “Actualmente los asaltos con el uso de armas de fuego son cometidos por gente de acá que compran sus armas acá o las traen de afuera”, expresó preocupado.
En relación con los arrebatos, el fiscal reconoció que se da en todos los puntos de la ciudad capital, sin embargo, destacó a la zona alta de la ciudad como la más recurrente.

 WHATSAPP FMA102
Compartir