Olimpo-

En un partido que no generaba demasiadas expectativas, Belgrano de Córdoba y Olimpo de Bahía Blanca se enfrentaron con una mentalidad opuesta. De un lado, los conducidos por Walter Perazzo buscaban su segunda victoria en el Torneo para engrosar su promedio, mientras que del otro, los “Celestes” intentaban adquirir los tres puntos para soñar con la clasificación a una nueva competición internacional. La prematura eliminación en la Copa Sudamericana dejó al conjunto de Ricardo Zielinski con ganas de volver a codearse con los mejores del continente.

El inicio del espectáculo mostró acciones ofensivas en ambos elencos: un cabezazo de César Pereyra a centímetros del ángulo izquierdo del arco defendido por Nereo Champagne, fue el primer aviso de la visita. En cambio, los dueños de casa respondieron con una linda ejecución de Martín Pérez Guedes, que exigió a Juan Carlos Olave. La carta de presentación del partido daba lugar al entretenimiento.

El interesante cotejo continuó mostrando situaciones claras y a los 20 minutos ya parecía injusto el 0 a 0 parcial. Una escapada del “Picante” fue un claro ejemplo de la falta de efectividad. Luego de desperdiciar un mano a mano frente al ex San Lorenzo, el delantero fue a buscar el rebote y, al tener todo el arco a su disposición, envió al balón por encima del travesaño. La ausencia de goles no coincidía con el juego planteado.

En el complemento Olimpo volvió a tomar las iniciativas del duelo. Un intento de Martínez de larga distancia hizo lucir nuevamente al guardameta cordobés. El “aurinegro” buscaba desde todos los ángulos, mientras que el “Pirata” apostaba por el contragolpe. Naturalmente, el empate no le servía a ninguno de los dos.

La fórmula de Ricardo Zielinski generaba el mayor peligro, pero las oportunidades desperdiciadas no destrababan al encuentro. Un descuido bahiense llevó a que Jorge Velázquez quede solo frente al arquero local, pero una vez más, Nereo Champagne le ahogó el grito a Belgrano. Recién con las expulsiones de Pier Barrios y Damián Musto comenzaron a abrirse más los espacios, aunque el marcador se mantuviese en blanco.

La paridad del choque era tan perceptible que los goles llegaron juntos: a los 33 un bombazo de Ezequiel Cerutti dejó sin chances a Olave y anotó el 1 a 0. Pero 120 segundos después, el uruguayo Carlos Bueno volvió a emparejar las acciones y sentenció el 1 a 1. La repartición de puntos no conformó a ninguno, ya que el “Celeste” alcanzó los nueve puntos y los bahienses llegan a las seis unidades, cuatro por encima de Racing, que está último en el Inicial.

 WHATSAPP FMA102