José Ricardo Ariza

Luego de las afirmaciones de los jubilados autoconvocados en referencia a que la liquidación de los sueldos docentes no sería legal, porque no se cumple con la ley 4.192 que indica que el sueldo de maestro de grado debería ser de más de seis mil pesos, el ministro de Educación de la provincia, José Ariza, aseguró que hay una “interpretación caprichosa” de la legislación, y que se paga a los docentes de acuerdo con las normas en vigencia.
El ministro indicó a El Ancasti que “es una interpretación caprichosa, no sé si electoralista, no conozco los fines, pero seguramente es una interpretación que responde a intereses particulares”.
El funcionario explicó que a partir de que el Gobierno de la Provincia, en el año 2010, adhiriera a la Ley Nacional de Educación 26.206, quedaron derogadas todas las normativas que se opongan a la legislación actual sobre este tema. Para Ariza, “si estuviera en vigencia la ley de educación provincial de 1984 tendríamos que tener una estructura del sistema como era la ley Federal de Educación, y esa estructura ya no existe, de hecho hemos realizado reasignaciones de cargos con una nueva estructura curricular, particularmente en la secundaria, donde estamos modificando los diseños curriculares, todo bajo el respaldo normativo de la ley provincial de adhesión a la ley nacional”.
Los números del Ministerio de Educación de la Provincia indican que hoy un maestro de grado que recién se inicia está cobrando lo que fija la paritaria, si se le agrega el 100% de antigüedad y zona estaría cobrando aproximadamente $7.500. Con los valores que proponen los jubilados docentes se iría a 17 mil pesos aproximadamente un maestro que recién se inicia, un director de escuela estaría arriba de los 25 mil pesos. Eso sobre 14 mil agentes y cerca de 39 mil cargos.
“Esto y desfinanciar la provincia es exactamente lo mismo, porque además no hay capacidad de pago para ese volumen de cargos y docentes”, dijo Ariza.

 

Paritarias docentes

En referencia al tratamiento del tema salarial en las paritarias docentes, fundamentalmente buscando achicar las brechas entre el salario del maestro de grado y los otros cargos docentes, el ministro de Educación aseveró que “cuando volvamos a reunirnos en las paritarias va a ser un punto central en la discusión y en la construcción del salario. Es algo que tenemos pendiente”.
De todas formas, aclaró que “de ningún modo van a ser esos valores, es imposible hasta para el Banco Mundial hacerse cargo de esos valores”.
En cuanto a la posibilidad de destrabar el conflicto con UDA para reanudar las paritarias, Ariza manifestó que “esperamos que UDA tenga un gesto de madurez y que se reúna” y recordó la participación que tuvo el gremio en las distintas comisiones, desafió a que “pongan a disposición el interés general y no el particular y se sienten a dialogar”.

 WHATSAPP FMA102