Por falta de respuestas oficiales, los supermercados cierran “en defensa propia”

Crisis en Córdoba

Mientras tanto, en horas de la noche aún se continuaba esperando el regreso desde Colombia del gobernador José Manuel De la Sota.
Al menos cuatro supermercados de la ciudad de Córdoba fueron  saqueados, y otros cuatro sufrieron robos, ante la falta de presencia policial en las calles debido al acuartelamiento que llevan adelante los uniformados en demanda de mejoras salariales y mejoras en las condiciones de trabajo.

Ante esta situación la Cámara de Supermercados de Córdoba informó que este miércoles no abrirán las puertas de los locales si no es posible garantizar la seguridad.

“Vamos a esperar que esto llegue a un acuerdo. Abrir sin Policía es muy difícil”, dijo el vicepresidente de la entidad, Benjamín Blanch.

“La decisión de cerrar es en defensa propia. Son unos 10 los supermercados que han cerrado las persianas; se trata, sobre todo, de los ubicados en las zonas más periféricas”, aseguró Blanch en declaraciones a la prensa.

“Estamos muy preocupados y atemorizados por lo que pasó con dos supermercados Cordiez. Por eso la decisión es cerrar en aquellos lugares en los que, en las inmediaciones, se advierte algún movimiento raro”, remarcó.

Blanch subrayó que, frente a lo sucedido, las autoridades policiales enviaron “algunos patrulleros e, incluso, manifestaron su voluntad de sacar bomberos (a la calle) si fuera necesario, para custodiar y salir del paso”.

Por otra parte, esta noche, alrededor de las 21, un grupo de unas 30 personas logró ingresar al local que el Supermercado Vea tiene en avenida Santa Ana esquina García Martínez, en la zona sur de la ciudad.

Rompieron las rejas e irrumpieron en el local que se encontraba cerrado. Se llevaron heladeras y mercaderías. Efectivos policiales intentaron despejar el área mediante la utilización de balas de goma.

Un vecino del local señaló en declaraciones a la prensa que los vándalos “corrían con carros que tenían televisores LCD, aires acondicionados y ventiladores. También había otro grupo que intentaba entrar con motos y armas”.

Los otros locales que fueron víctimas de saqueos durante la jornada de hoy fueron un Cordiez, del barrio SEP, en avenida Ricchieri al 4200, a escasas cuadras del lugar donde policías mantienen un acuartelamiento.

También resultó blanco de los saqueos la sucursal de Cordiez de barrio Ituzaingó, en tanto que en un supermercado chino, de barrio Jardín del Sur, en la zona sur de la ciudad pasadas las 20, también fue saqueado.

Durante la tarde

Con anterioridad, Lucas Almada, responsable del supermercado Cordiez, ubicado en la avenida Vucetich al 6.700, en el Barrio Ituzaingó, había relatado que dicho local “fue saqueado en dos ocasiones, a las 16.45 y a las 17.30”.

“En la primera ocasión, había repositores trabajando dentro del local. No obstante, llegaron unas 20 personas, rompieron vidrios con piedras y palos, y se llevaron computadoras, cajas registradoras, bebidas y todo lo que encontraban al paso. Luego volvieron e hicieron lo mismo”, puntualizó el ejecutivo.

En el mismo sentido, Almada enfatizó: “aprovecharon la falta de policías para actuar. Hoy ya no vamos a volver a abrir, porque robaron hasta las máquinas registradoras, además de computadoras y mercaderías”.

Otro grupo de 50 personas también protagonizó algunos saqueos en otro supermercado de la misma firma (Cordiez), ubicado en la avenida Ricchieri al 4.200, en el barrio SEP, a pocas cuadras del lugar donde los policías mantienen un acuartelamiento en reclamo de mejoras salariales.

Mientras tanto, funcionarios del gobierno cordobés mantuvieron esta tarde conversaciones con representantes de los policías que desde esta mañana protestan y que se encuentran “acuartelados” en una de las sedes  del Comando de Acción Preventiva (CAP) de la fuerza provincial.

Si bien los representantes de los efectivos elogiaron la buena predisposición del jefe de la fuerza, César Almada, anticiparon que continuarán con la protesta, tanto en la capital como en el interior (en Villa María, Bell Ville, Río Cuarto y en Colonia Caroya, por ejemplo), mientras no haya una respuesta a la demanda salarial.

Uno de los voceros de los efectivos, que prefirió no identificarse, había manifestado: “lamentablemente, no quedaba otro camino que la protesta porque hasta el momento nuestros reclamos no han sido escuchados”.

La protesta, según el mismo vocero, hizo que “los bancos estén sin los policías que suelen hacer adicionales”, y del mismo modo “no hay controles en las rutas ni en las calles de la ciudad de Córdoba”.

Los policías realizan un acuartelamiento en reclamo por mejoras salariales y en las condiciones de trabajo desde primera hora de hoy, todo lo cual acontece ante la ausencia del mandatario en la provincia.

 WHATSAPP FMA102
Compartir