Empleados del Estado reclamaron frente a Casa de Gobierno

 

Tal como estaba previsto, trabajadores de distintos sectores de la Administración Pública provincial se manifestaron frente a Casa de Gobierno en reclamo de mejoras salariales. Ante la falta de una respuesta inmediata, los empleados adelantaron que seguirán con el reclamo hoy. Con este panorama, se agudiza el conflicto social que se inició con el reclamo de la policía.
La protesta de ayer tuvo momentos de tensión con el enfrentamiento de los empleados del Ministerio de Obras Públicas con los uniformados que custodiaban el ingreso a la sede del Poder Ejecutivo.
Los trabajadores de la administración reclaman un sueldo básico de 10 mil pesos y un premio por única vez de 2.500 pesos, que sea sumado al pago del aguinaldo.
El reclamo, que se extendió por varias horas, se caracterizó por ser movilizado por empleados que no responden a ninguna estructura gremial reconocida en la provincia. De igual forma, en la movilización también estuvieron sindicatos oficialmente reconocidos.
La movilización comenzó pasadas las 10 en la Plazoleta de la Bandera. Según lo que pudo constatar este diario, de la protesta participaron docentes nucleados en ADUCA, trabajadores representados a través de ASPROSCA y Autoconvocados de la Salud, el gremio de los Legislativos, empleados municipales, el gremio de los empleados del Poder Judicial, trabajadores de la Dirección de Defensa Civil, empleados No docentes, personal de Casa Cuna, entre otros.
Pasadas las 11, los trabajadores coparon toda la plazoleta llegando hasta frente de Casa de Gobierno. Minutos más tarde arribaron al lugar los empleados del Ministerio de Obras Públicas, que calentaron la jornada de reclamo.
Posteriormente, un grupo de estos últimos trabajadores d intentó ingresar por la fuerza a Casa de Gobierno. No obstante, la Policía se los impidió. En ese momento, se vivieron momentos de extrema tensión con empujones entre los empleados y los policías. Algunos manifestantes arrojaron piedras a la fuerza de seguridad.
En la extensa jornada, se pudo observar a personas infiltradas que no representaban a ningún trabajador. Estas personas ajenas al reclamo salarial eran las que más exaltaban los enfrentamientos entre los manifestantes y los uniformados. En varias oportunidades se las pudo escuchar decir que iban a “tomar” Casa de Gobierno o que si no había acuerdo “comenzaban los saqueos”.

Reunión
Luego de los enfrentamientos con la Policía, cada uno de los sectores que participaron de la marcha designó a dos delegados para entregar el petitorio a la gobernadora, Lucía Corpacci.
Al no estar la primera mandataria, los representantes se reunieron con el ministro de Gobierno y Justicia, Gustavo Saadi, y otros funcionarios del Ejecutivo provincial.
La reunión se extendió por más dos horas y en ella el funcionario se comprometió a brindar una respuesta hoy a partir de las 9.
Cuanto terminó el encuentro, solo quedaban algunos manifestantes aguardando la respuesta oficial. Lo planteado por el Ejecutivo no fue aceptado por los trabajadores presentes. En ese sentido, indicaron que se iban a quedar fuera de Casa de Gobierno hasta tener una respuesta favorable. Estos trabajadores se mantuvieron en el lugar toda la tarde, pero a la noche abandonaron el lugar.

Firma de planilla
En la protesta, los trabajadores cuestionaron que a muchos de ellos no los dejaron salir de sus lugares de trabajo. En ese sentido, indicaron que fueron amenazados con descuentos a los que participaron de la protesta. En la reunión con Saadi, los trabajadores tuvieron el compromiso del ministro de que no se producirán represalias contra los que se manifestaron.

 

ElAncasti

 WHATSAPP FMA102
Compartir