Histórica disputa por la distribución de los despachos del Congreso

Congreso

La histórica disputa por la distribución de los despachos del Congreso generó, como todos los años de recambio parlamentario, varias resistencias y obligó a las autoridades a volver a optar por la vieja tradición de agrupar a los diputados por bloques y por piso para evitar conflictos.

De esta manera, la mayoría de los diputados tendrán sus despachos en el Anexo A, enfrente del Palacio, y ocuparán oficinas más amplias, ya que la mayoría fueron recicladas, modernizadas y convertidas de dos en una sola, más cómoda.

Por ejemplo, y en el sexto piso, se ubicarán los diputados pertenecientes al bloque de la UCR junto a los de algunos monobloques; el octavo será para el PRO y partidos provinciales; el décimo será ocupado por el Frente Renovador y en el décimo segundo, estará el Frente para la Victoria.

Por su parte, los flamantes diputados pertenecientes a los partidos de Izquierda, ocuparán oficinas en el octavo piso del anexo A.

Fuentes parlamentarias comentaron que en el marco de la reubicación se registró un momento de tensión en el Anexo A cuando una diputada, que debía hacerse cargo de su despacho y lo encontró ocupado, decidió llevar a un cerrajero para abrir la puerta y cambiar la cerradura, para poder apropiarse de la oficina que le habían asignado.

Respecto a los despachos ubicados en el Palacio Legislativo, los más requeridos por su comodidad y estatus, no hubo mayores cambios, ya que la Presidencia del bloque del FPV seguirá funcionando en el tercer piso, a cargo de Juliana Di Tullio, y la de la UCR, en manos del cordobés Mario Negri, en el segundo.

Entre los pocos cambios, en cuanto a la distribución de los despachos, más allá de la estética y la puesta en valor del edificio, el santafesino Jorge Obeid consiguió un despacho en el Palacio y ocupará el que deja su coterráneo Juan Forconi.

En tanto, el que dejó la ahora senadora del PRO Gabriela Michetti, en el primer piso, que había sido habilitado para que pueda desplazarse con mayor comodidad, fue recuperado y remodelado para que funcionen allí oficinas de la cámara.

En el octavo piso del Anexo C, el nuevo edificio que la cámara baja tiene en Bartolomé Mitre y Riobamba, funcionarán las oficinas de las vicepresidencias Primera, a cargo de la santiagueña Norma Abdala de Matarazzo; la segunda en manos de la radical Patricia Giménez y la tercera, que ahora será para la diputada del Frente Renovador, Graciela Camaño.

Mientras concluyen las obras de refacción, en tanto, las autoridades del cuerpo reubicaron a algunos diputados en un edificio ubicado en Bartolomé Mitre y Callao, recientemente adquirido por la cámara, como el caso de Francisco De Narváez, que se mostró más que conforme con el cambio.

Fuente: Télam

 WHATSAPP FMA102
Compartir