Se firmó el convenio para la reprogramación de vencimientos de la deuda con Nación

 

La Gobernadora Lucía Corpacci firmó con el Jefe de Gabinete del Gobierno nacional, Jorge Capitanich, un acuerdo para la reprogramación de los vencimientos de los servicios de la deuda pública. Al mismo convenio suscribieron los gobernadores de otras 17 provincias, lo cual conlleva un “alivio significativo en las cuentas públicas provinciales”.

Capitanich precisó que la instrucción de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner es firmar  este sistema de compensación, con aportes del Tesoro Nacional, para aliviar el flujo de la deuda de las provincias. El acuerdo es trimestral, y también se estipulan metas que implican compromisos de partes, con la reprogramación del capital y los intereses. Esta serie de compromisos contiene metas sanitarias, como la reducción de la mortalidad infantil y materna, la inclusión social, entre otras.  Asimismo las provincias deben asumir el compromiso de suministrar información para la articulación financiera, con la evolución de las erogaciones, que incluye cifras de cuanto se paga a los trabajadores estatales, del área de salud, justicia, etc. Una correcta información, dijo Capitanich, permitirá contar con un sistema de información y gestión financiera.

La firma del convenio de refinanción de deuda con las provincias se realizó en Salón de las Mujeres, en Casa Rosada donde participaron el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo; el ministro de Economía, Axel Kicillof y el ministo de Planificación, Julio De Vido. Además, estuvieron presentes los mandatarios que suscribieron el convenio: Lucía Corpacci, gobernadora de Catamarca; Daniel Scioli, gobernador de Buenos Aires; Juan Carlos Bacileff Ivanof, gobernador de Chaco en ejercicio; José Manuel De La Sota, gobernador de Córdoba; Martín Buzzi, gobernador de Chubut; Horacio Colombi, gobernador de Corrientes; Sergio Urribarri, gobernador de Entre Ríos; Luís Beder Herrera, Gobernador de La Rioja; Eduardo Fellner, gobernador de Jujuy; Francisco Perez, gobernador de Mendoza; Maurice Closs, Gobernador de Misiones; Alberto Weretilneck, gobernador de Río Negro; Jorge Sapag, gobernador de Neuquén; Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta; José Uñac, Vicegobernador de San Juan; Daniel Peralta, gobernador de Santa Cruz; José Alperovich, Gobernador de Tucumán y Fabiana Ríos, gobernadora de Tierra del Fuego.

Al concluir la firma del convenio con los mandatarios provinciales, el jefe de Gabinete destacó en una conferencia de prensa que la firma con 18 provincias para refinanciar las deudas que mantienen con la Nación, “es un motivo de satisfacción porque la Presidenta” Cristina Fernández de Kirchner.

“La Presidenta nos encomendó la vigencia plena del federalismo”, sostuvo Capitanich.

Explicó que la refinanciación de las deudas “regirá para tres meses renovables a través de un sistema también de compensación con aportes del Tesoro Nacional”, en alusión a los ATN. “Esto va a generar las condiciones satisfactorias desde el punto de vista de la amortización de deudas por parte de las provincias”, aseguró.

El nudo del acuerdo consiste en una prórroga parcial que se irá renovando cada tres meses de las amortizaciones que las provincias debían comenzar a pagarle a la Nación tras haberse beneficiado con una primera refinanciación a 20 años, con una tasa de interés fija del 6 por ciento.

“Estamos continuando con una política que el gobierno nacional viene implementando desde hace años. Se las va a refinanciar con largo plazo. Con este acuerdo, las cuotas van a bajar, los próximos vencimientos se van a postergar.

Los plazos de prórroga van a ir siendo parciales, trimestrales, para ir siguiendo distintas metas: en una primera etapa, menos exigente, se les va a pedir información; luego se va a avanzar hacia otras metas, vinculadas al equilibrio fiscal, políticas salariales, políticas de seguridad, creación de empleo, promoción de exportaciones y la adopción de alguna medida de salud pública, como la lucha contra el dengue”, informó por su parte el subsecretario de Evaluación Presupuestaria de la Jefatura de Gabinete, el chaqueño Fabricio Bolatti.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, expresó que la firma de convenios para la refinanciación de las deudas públicas provinciales con la Nación constituye un “verdadero federalismo”, ya que permitirán a las provincias un ahorro de 10 mil millones de pesos en 2014.

Kicillof destacó que los convenios del Programa federal de desendeudamiento son una herramienta importante y recordó que la Argentina de 2003, “después de la tremenda crisis 2001, se encaró, bajo presidencia de Néstor Kirchner, un  programa histórico de desendeudamiento para las cuentas públicas nacionales”.

Recordó que en esa época “teníamos una relación entre la deuda total y el Producto Bruto Interno (PBI) del 166%,  que representa “un PBI de un año y medio de trabajo total de deuda de la nación; esa carga de intereses y vencimientos es responsable del quiebre de 2001 de la capacidad de pago y el default”.

Puso de relieve que uno de los pilares centrales del crecimiento con inclusión a partir de 2003 ha sido el proceso de desendeudamiento de la deuda pública, que se logró con una caída del 40% del peso de los intereses y vencimientos, “que le ha dado a la Argentina la anhelada autonomía en su economía, para decidir qué política lleva a cabo año a año,  sin esperar la refinanciación de su deuda externa con condicionamientos del sistema financiero internacional”.

Explicó que se trasladó ese desendeudamiento que experimentó el país a las diferentes jurisdicciones provinciales y, en mayo de 2010, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner creó el Programa federal de desendeudamiento, con la firma de la reestructuración de la deuda pública con 16 provincias, que en total sumaba 65 mil millones de pesos de deuda pública.

Hoy, agregó Kicillof, se firma la extensión de este programa,  con un plazo de pago a 20 años, una tasa del 6 por ciento anual y recordó que  hasta ese momento las provincias pagaban el total de la deuda que se heredó de 2001 con tasas  que generaban una carga insoportable.

Ahora, precisó, el Tesoro Nacional se hace cargo de los títulos originales y las provincias reciben nuevos instrumentos  con un período de gracia. La reducción de las deudas provinciales de  9644 millones de pesos se aplica con  ATN (Aportes del Tesoro Nacional) al pago se esa deuda. Ello le permitió a las provincias un ahorro de  4248  millones en 2012 y de 10.986 millones en 2013.

Las deudas, explicó el ministro de Economía, se transfieren a la Nación y la Nación refinancia esas deudas a 20 años, a tasa fija, y un periodo de gracia para el pago de capital e intereses. Ello significa un 38% de desnudamiento que se permite a las provincias, en base a que el Tesoro Nacional asume esos compromisos y refinancia las deudas a través de nuevos títulos que se van prorrogando.

Ese ahorro se produce en 2010, 2011, y 2012,  con una base de ahorro de 11. 521 millones y en 2013 de 12.435 millones en base a prorrogas que dio la Presidenta. Este nuevo sistema implica un  41,2% de ahorro para las provincias que suscribieron la prórroga.

Hoy, agregó,  la implementación de los nuevos convenios va a permitir a las provincias para 2014, a través de los ATN, un ahorro de 10 mil millones, a través de la reducción del stock de deuda por aplicación de los ATN.

Se amplía el período de gracia, dijo, y explicó que en el primer trimestre de 1014, las provincias firmantes dejaran de pagar en concepto capital intereses 2230 millones de pesos;  luego de tres meses se suscribirán otros instrumentos para seguir integrando las cuentas de la nación y las provincias en base a la reestructuración que le quita peso a las finanzas provinciales.

Luego Kicillof brindó cifras sobre el aumento de las transferencias de los recursos de la Nación a las provincias, en base a la recaudación de impuestos nacionales, que ha crecido exponencialmente. En 2003, dijo,  la coparticipación y las leyes especiales totalizaba 20131 millones; en 2013  la coparticipación y las leyes especiales totalizaron transferencias de 220036 millones para 2013; si sumamos  la transferencia de capital en concepto de obra pública, cuentas corrientes, programas sociales y asistencia financiera fue de 256 mil millones para 2013.

Si se agrega los subsidios al transporte, gas, energía eléctrica, jubilaciones y pensiones, se da un  total de 352 mil millones más y se comparamos el total esta transferencia por coparticipación y otros, (jubilaciones; subsidios) suman 632 mil millones transferidos a las provincias, al sector público y privados.

Si se compara con la recaudación, Axel Kicillof dijo que el  73% de la recaudación de impuestos a nivel nacional que se gasta en las jurisdicciones provinciales. “Eso es verdadero federalismo” dijo.

Agregó que es intención de la Presidenta que cada jurisdicción tenga libertad para tener su presupuesto y gastarlo en su territorio,  para impedir que el peso de la deuda contraída genere una dependencia financiera  que impida llevar adelante políticas públicas, que es el resorte central del crecimiento con inclusión social, dijo Kicillof.

 WHATSAPP FMA102
Compartir