EC SAPEM encara obras para evitar los permanentes “apagones” de luz

Transnoa

El director de la EC SAPEM, Guillermo Dalla Lasta, anunció una serie de obras de infraestructura energética que se realizará en el Valle Central, para mejorar la provisión del servicio a los usuarios y evitar los reiterados apagones.

Los equipamientos que se instalaran serán de última generación. También se recambiarán equipos que permitirán mayor transmisión de energía y estabilidad. Según los registros de CAMESA, la provincia incrementó el consumo entre un 7 y 10 por ciento.

La planificación de las obras e instalación de equipamiento evitará que los apagones, cortes y disminución de los niveles de tensión sucedan en los domicilios.

El reclamo por estas reiteradas fallas fue el factor común del malestar de los usuarios.

Las obras se ejecutarán en el transcurso del año. El titular de la empresa aseguró que “las condiciones actuales de las instalaciones son obsoletas, y no permiten que se brinde un servicio como corresponde a la gente. Vamos a instalar equipos de última generación y con ello optimizaremos el sistema”.

Los trabajos se ejecutarán en la salida de las líneas distribuidoras de Transnoa, tres subestaciones en el centro de la ciudad y una en el extremo Sur y Norte. La colocación de equipamiento de mayor alcance se realizará para “optimizar y dar confiabilidad al sistema”.

En este marco, Dalla Lasta explicó que “vamos a mejorar las salidas internas de la empresa, que datan de entre 20 y 30 años, y que en estos momentos son obsoletas. Lo que se hará es colocar celdas de última generación. Con esta obra, lo que se va a modificar es que cuando se produzca un desperfecto en algunas de las tres líneas -Güemes, Esquiú o Los Pozos-, solamente afecte a una y no arrastre a las tres momentáneamente. En julio, el sistema va a mejorar, porque este trabajo ya estaría finalizado. El cambio se va a notar”.

Beneficios e instalaciones

Los resultados de los trabajos se comenzarán a observar “en diciembre, cuando lleguemos al pico del consumo. En ese momento, el servicio va a estar mucho mejor que hoy en día. Esto se debe a que estamos encarando tres obras en el centro. En la estación Caravati, ubicada en el playón de la escuela Piloto, vamos a colocar una estación transformadora que va a dar confiabilidad a parte de los comercios de la peatonal Rivadavia”. Otra de las restantes estará ubicada en “calle Sarmiento, en la dirección de Minería, y se trata de una estación transformadora.

Por último, queremos llevar a cabo una tercera, de manera subterránea, en la esquina de la plaza, en San Martín y Sarmiento”, expresó Dalla Lasta.

Entre los beneficios que traerá aparejada la ejecución de obras, está la imposibilidad de que las tres líneas que contienen la mayor cantidad de usuarios en el Valle Central salgan de servicio al mismo tiempo. Este tipo de inconvenientes “afecta a más de 20 manzanas, sólo en el centro”.

En la periferia

En los sectores Norte y Sur, se va a realizar el recambio de equipos. Esto optimizará el consumo, ya que “en invierno éste migra del centro a las zonas Norte y Sur, que son los que no tienen gas natural. Por esa razón, ya hemos comprado un transformador de 20 MVA, sumándole 10 más a los existentes. En el Sur, vamos a cambiar un transformador que llevará mayor cantidad de energía. Esto va a ser posible también por la máquina que trajimos de El Pantanillo, que nos permite tirar la línea 33”, explicó Dalla Lasta en relación a las obras de los extremos de la ciudad.

 WHATSAPP FMA102
Compartir