Ovejero pide que no se mezclen cuestiones políticas con institucionales

Cuando el pueblo de Los Altos (Santa Rosa), lo eligió como concejal, Omar Ovejero comenzó a transitar un camino plagado de problemas, la mayoría de los cuales parecen tener origen en su filiación política.

Ovejero ganó una banca como candidato del Frente para la Victoria, un hecho que complicó seriamente su accionar y su vida personal, a partir de lo que interpreta ya como un acto de “clara persecución”.

Desde que se consagró como edil en las elecciones, Ovejero padece toda clase de discriminaciones, que se agravaron cuando se negó a aprobar “a libro cerrado” el presupuesto comunal enviado por el intendente Rafael Olveira.

“Yo no me negué a aprobar el presupuesto porque no tengo ninguna intención de entorpecer la tarea municipal, todo lo que pedí es que me dejaran verlo, estudiarlo, porque es esencial para poder aprobar o rechazar una iniciativa conocer antes de que se trata. Quiero cumplir mi tarea con seriedad y responsabilidad, pero al parecer a alguien eso le molesta”, reflexionó.

Ovejero fue despedido de la comuna de Los Altos (era contratado y había pedido una licencia para asumir) luego de ganar la concejalía, y hasta el momento no se le abonó ni siquiera su dieta como concejal: es el único que no cobró un centavo.

Cuando ensayó algún reclamo por sus derechos, todo lo que consiguió Ovejero fue una notificación de despido, y la situación ya se torna insostenible.

“Entiendo que dentro del sistema democrático, la convivencia y el respeto son fundamentales. Podemos disentir o pensar diferente, podemos discutir, pero esta clase de ataques no pueden tener lugar”, indicó Ovejero.

“Llamo a la reflexión al intendente Olveira, para que entienda que las diferencias políticas no deben mezclarse con cuestiones institucionales, y reclamo el respeto que merezco, no ya como persona, sino como legítimo representante de los vecinos de Los Altos”, concluyó.

 WHATSAPP FMA102
Compartir