Dentro del grupo de nuevos cardenales anunciados por el Papa Francisco este domingo 12 de enero, se encuentra el Arzobispo de Santiago, Mons. Ricardo Ezzati Andrello. Hace algunas semanas, en una entrevista concedida a ACI Prensa reflexionó sobre la figura del Papa Francisco y lo que aprendió de él cuando era el Cardenal Bergoglio, Arzobispo de Buenos Aires.

Los pastores compartieron muchos momentos en la V Conferencia General del Episcopado de América Latina y el Caribe celebrada en el año 2007 en Aparecida, cuando el entonces Cardenal Jorge Mario Bergoglio y Arzobispo de Buenos Aires fue el presidente de la Comisión de Redacción, en la que también trabajó Mons. Ezzati, quien en ese tiempo era Arzobispo de Concepción.

De esta instancia de trabajo conjunto y de su relación como Arzobispos de países vecinos recuerda cinco cosas que aprendió del Cardenal Bergoglio, ahora Papa Francisco.

1.      Confianza infinita en Dios

En su participación en Aparecida, Mons. Ricardo Ezzati dice haber visto al entonces Cardenal Bergoglio como “un hombre de mucha fe, de una confianza infinita puesta en Dios”. De él aprendió “cómo un sacerdote es  hombre de fe, de profunda fe, en la realidad de hoy”. Recuerda que “frente a algunas dificultades para redactar el texto,  habían opiniones diferentes, él nos decía: ‘el Espíritu Santo va a arreglar esto’, no como una cosa mágica sino realmente como su profunda experiencia de fe de la acción de Dios en la vida de la Iglesia”.

2.      Humildad y Sencillez

“El Papa Francisco, Cardenal Bergoglio, a mí me enseñó mucho en relación a la humildad,  y a la sencillez”, explica Mons. Ezzati, y recuerda que en el trabajo que realizaron en Aparecida “su presencia en la misma Comisión de Redacción de texto era casi imperceptible”.

La misma actitud vio el Arzobispo de Santiago cuando el entonces Cardenal le envió algunas cartas a propósito del terremoto que azotó Chile en el año 2010. “La firma (del Cardenal) apenas se puede leer, chiquitita, chiquitita, chiquitita”.

Otro aspecto que lo demuestra es el nombre que escogió como Papa, que para Mons. Ezzati es la “maduración de una experiencia” que también vio en Aparecida. “Creo que el nombre ‘Francisco’ obedece a una experiencia cristiana muy madurada en él.  Estoy convencido que no hay ningún gesto artificial en lo que está haciendo, sino que brota, justamente, de la experiencia que él ha vivido y vive de Jesucristo en la vida personal de forma muy auténtica”, afirma.

3.      Fecundidad del Evangelio

En la misma línea de la humildad, Mons. Ezzati dice que el Papa Francisco es un hombre “muy evangélico, que sabe que el Evangelio es como esa pequeña semilla que va creciendo no por el aparato que  podamos colocarle en su entorno, sino por su  fecundidad interior”.

4.      Atención a los más necesitados

Para Mons. Ezzati, la atención por los más pobres y sencillos no solo tiene que ver con ayudarlos, sino también con respetarlos según su verdadera dignidad. Es así como el Papa Francisco a través de sus palabras y gestos hace “un llamando a tener el corazón  y los ojos abiertos a lo que Dios llama”. “Cuántas lecciones de vida evangélica saca constantemente el Papa  de la gente sencilla, de lo que nos enseñan viviendo una realidad muchas veces precaria”, enfatiza el Arzobispo.

5.      Confianza en los demás

Otra de las cosas que llamó la atención a Mons. Ezzati del Cardenal Bergoglio  fue la “confianza grande en los colaboradores”. Si bien, el Arzobispo de Buenos Aires era el presidente de la Comisión de Redacción, cada aporte tenía gran valor. La enseñanza a partir de esto es que “la fe de la Iglesia no es  un proyecto individual que brota de la inteligencia, es un proyecto de  obediencia al Espíritu, a lo que el Señor nos dice en su Evangelio”, comenta.

Mons. Ricardo Ezzati será creado Cardenal el próximo 22 de febrero por el Papa Francisco, junto a otros 18 obispos provenientes de 12 países de todo el mundo. El Consistorio donde serán investidos coincide con la Solemnidad de la Cátedra de San Pedro.

 WHATSAPP FMA102