Llegando a Chilecito, muere el guitarrista de “Los zorzales de Arauco”

Los zorzales de Arauco accidente

Se trata de Ruperto Alberto Ríos, de 55 años. Era el guitarrista del grupo de folklore de Aimogasta, “Los zorzales de Araurco”.

Viajaban en una camioneta Toyota Hilux 2011 color negra, dominio KAX555, conducida por Ruperto Alberto Ríos. Lo acompañaba uno de sus hijos mayor de edad, su hermano y un amigo que también es miembro del grupo folklórico.

“Veníamos de un festival en Catamarca. Ibamos llegando a Chilecito para seguir a Guandacol porque esta noche teníamos que tocar allá”, explicó a DiarioChilecito.com el hermano del conductor de la camioneta.

“Tuvimos la mala suerte de agarrar un charco enorme lleno de agua de borde a borde, eso sacó a la camioneta de la ruta y mi hermano no pudo controlarla. Dimos dos tumbos y al final chocó su costado con un bordo grande de aquel costado. Eso hundió el techo de su lado y lo mató” con un fuerte golpe en su cabeza.

En el lugar trabajaba la policía de Chilecito, efectivos de Tránsito municipal, el cuerpo de bomberos voluntarios y el juez de instrucción Carrizo.

“Recibimos un llamado al cuartel, donde solicitaban nuestra presencia para retirar el cuerpo del vehículo”, explicaba Ricardo Alcalde, titular del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Chilecito. “Lamentablemente esta persona falleció, pero gracias a Dios se salvaron los otros tres ocupantes de la camioneta”, agregó Alcalde.

El cuerpo de Ruperto Alberto Ríos fue retirado del habitáculo de la Toyota, por personal de Bomberos Voluntarios de Chilecito. Con una tijera especial cortaron el parante del conductor y su puerta, para poder extraer los restos del occiso del habitáculo de la camioneta.

“Nosotros no tenemos ni un rasguño. No podemos creer semejante accidente. No veníamos fuerte porque ya estábamos llegando a Los Sarmientos. Sólo que ese charco nos sacó sin pestañar de la ruta”, agregó uno de los ocupantes de la camioneta, mientras no podía ocultar su dolor por la pérdida de Ríos.

En una primera vista, la policía informó que las bolsas de aire de la camioneta no se abrieron y que los cuatro pasajeros viajaban con cinturón de seguridad. “Por eso nos salvamos nosotros. Porque llevábamos cinturón. Pero mi hermano no tuvo suerte porque el techo se le vino encima. Siento mucha tristeza porque jamás imaginé un final así”, lamentó el hermano del conductor.

 WHATSAPP FMA102
Compartir