Copa Libertadores: Con mayoría de suplentes, Vélez cayó con The Strongest en La Paz

The Strongest le ganó a Velez

Con mayoría de suplentes y con el liderato asegurado, por los seis puntos adquiridos en el Grupo 1, Vélez llegó a La Paz con el objetivo de sumar al menos un punto. Con un sorpresivo esquema defensivo y Roberto Nanni como único punta, el “Fortín” demostró sus intenciones desde el comienzo: cuidar el cero.

En cambio, The Strongest mostró una agresividad constante, manteniendo a la última línea bien adelantada y presionando en todos los sectores del terreno de juego. Sin embargo, la primera acción que pudo derivar en el primer grito de la noche la generó el equipo del “Turu” Flores. Un remate de Jorge Correa desviado por Daniel Vaca provocó el suspenso en el Hernando Siles. El contragolpe era el mejor argumento del elenco argentino.

En respuesta, Nelvin Solíz se proyectó por el sector derecho y envió un venenoso buscapié que terminó desactivando Juan Sabia. En el córner que surgió de aquella situación, Leonardo Rolón debió intervenir para despejar un cabezazo de Raúl Castro que tenía destino de gol. El lateral consiguió mantener el invicto sobre la línea de meta. Sin dudas, la superioridad boliviana se percibía con total claridad en los primeros minutos del duelo.

Las únicas esperanzas de la entidad porteña se basaban en los remates del “Coco” Correa. Antes llegar la media hora inicial, el talentoso volante volvió a exigir al arquero local, quien tuvo que lucirse para evitar el festejo “velezano”. A pesar de las desventajas, los argentinos se las ingeniaban para molestar a su adversario.

En el complemento, Vélez parecía tener dominado el pleito, pero en una escapada de Pablo Escobar, Alan Aguerre buscó arrinconar al atacante y éste fingió una falta adentro del área, que el chileno Julio Bascuñán confundió con un penal. La diferencia en la experiencia de los intérpretes llevó al 1 a 0: desde los doce pasos, el propio delantero sentenció el primer grito de la noche.

Agotado físicamente, el combinado de Villa Luro bajó los brazos cuando restaban 13 minutos para el final. La notable asistencia de Diego Wayar hacia Pablo Escobar fue la inyección letal para los argentinos. Con una precisa definición la gran figura de la noche liquidó el duelo con el 2 a 0.

Con los tres puntos asegurados, los comandados por Eduardo Villegas igualaron la línea de Vélez con seis unidades, pero si Atlético Paranaense derrota a Universitario el próximo jueves, en la cima del Grupo 1 de la Copa Libertadores habrá un triple empate.

 WHATSAPP FMA102
Compartir