Jorge Capitanich

De esta manera, el jefe de Gabinete respondió las declaraciones realizadas a la prensa por el titular de la Unión Industrial Argentina acerca de la convocatoria al diálogo por parte de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, versión que -dijo Capitanich- “no se condice con lo sucedido”.

En ese sentido, señaló que Méndez “miente al decir que no hay vocación de diálogo cuando se han tenido reuniones con los representantes de los diferentes sectores”, y agregó: “En todo caso, es él quién debe explicarle a sus pares por qué solicitó una audiencia individual con la Presidenta sin incluirlos”.

El titular de la UIA, a través de los medios, había expresado que la entidad estaba esperando ser recibida por la Presidenta, aunque, dijo el jefe de Gabinete, “como es de público y notorio conocimiento, la Secretaria General de la Presidencia se contactó con él a los efectos de llevar a cabo la reunión, encontrándose Oscar Parrilli con la sorpresa de que solamente concurriría el presidente de la entidad, algo totalmente fuera de estilo”.

“La jefa de Estado solicitó que la audiencia contara con la presencia de la Comisión Directiva, o al menos de miembros del Comité Ejecutivo”, recordó.

En efecto, de la reunión en Olivos participaron por la Unión Industrial Argentina Héctor Méndez; el vicepresidente primero, Luis Betnaza; el vicepresidente segundo, José Urtubey; el vicepresidente tercero, Adrian Kaufmann Brea; el vicepresidente cuarto, Daniel Funes de Rioja; el vicepresidente quinto, Guillermo Moretti; el vicepresidente sexto, Cristiano Rattazzi; el vicepresidente octavo, Juan Carlos Sacco, y el tesorero de la organización empresarial, Guillermo Padilla.

A la vez, recordó Capitanich a través de un comunicado, la presidenta estuvo acompañada por el ministro de Economía Axel Kicillof, de Industria Débora Giorgi, de Planificación Federal Julio De Vido, de Trabajo Carlos Tomada, el Secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini y el titular de la AFIP Ricardo Echegaray, además del propio jefe de Gabinete.

Al referirse al encuentro, recordó que “Méndez agradeció la presencia de tantos funcionarios, directamente vinculados con la actividad del sector”, al tiempo que dejó en claro que “esa hubiera sido una buena oportunidad para que deshiciera las denuncias que hoy hace mediáticamente”.

Por otra parte recordó que “la agenda temática abordada incluyó diversos temas desde paritarias, resolución 142, tributos distorsivos por parte de las provincias y municipios, iniciativas legislativas tendientes a reducir la informalidad laboral, análisis de cadenas de valor y evolución del nivel de actividad de la industria automotriz y de fabricación de embarcaciones e impacto del impacto de la reforma de los impuestos internos, análisis de exportaciones de diferentes complejos productivos y apertura de mercados mediante iniciativas del gobierno, entre otras consideraciones”.

En tanto, destacó que “la reunión se desarrolló en un clima favorable, cordial, distendido abordando cada una de las demandas planteadas con nivel de detalle por parte de la Presidenta”.

“Todos los empresarios repiten que no son formadores de precios, ni aun los formadores de precios que poseen una posición monopólica, oligopólica o ejercen un abuso de posición dominante. O sea promueven la lógica que el aumento de precios es una responsabilidad del gobierno pese a que precisamente el gobierno otorga facilidades crediticias (62000 millones de pesos de financiamiento con tasas subsidiadas para inversiones) y que serán otras sumas similares en el transcurso de este ejercicio 2014”, sostuvo.

En ese sentido, Capitanich indicó que “lo que no dicen, es que acceden a un costo energético barato con valores inferiores dos a cuatro veces respecto a los países de la región; o que pueden vender más gracias a la recuperación de la demanda agregada fruto de la inclusión social, a la creación de empleos y la generación de mejores salarios que permite el poder de compra de los trabajadores y consumidores”.
A la vez, indicó que “las economías regionales con estabilidad cambiaria y mejores oportunidades de exportaciones y de abastecimiento del mercado interno están mejorando sus expectativas”.

Agregó que “las situaciones puntuales como durazno, vid, limón, azúcar, entre otros, tienen que ver con cuestiones relacionadas a factores climáticos adversos que incidieron en menor producción pero que están en proceso de recuperación. No es cierto que la actividad haya caído 30 % este trimestre”.

Por eso, resaltó Capitanich, “no puede de ninguna manera el titular de la UIA negar la voluntad y vocación de dialogo del gobierno. Durante estos meses hemos mantenido infinidad de reuniones con y sin cadenas de valor, con cada una de las instituciones representativas del quehacer productivo con el aporte de soluciones a las demandas efectuadas”.

Respecto de la venta de acciones de su empresa que según Héctor Méndez realizó por presiones del Ministerio de Planificación, dijo que “en realidad debería efectuar las denuncias correspondientes para terminar de una vez por todas con especulaciones de esta naturaleza”.

“Muchos dirigentes empresariales se victimizan todo el tiempo y jamás reconocen la evolución y el incremento patrimonial acumulado en estos 11 años que fustigan y critican permanentemente. Todas las empresas -aproximadamente 14.000 en todo el país- participan de licitaciones públicas nacionales e internacionales para cotizar sus respectivas ofertas”, subrayó.

Por otra parte, dejó en claro que “el gobierno asume las responsabilidades de cada uno de sus actos y la Presidenta fue clara y elocuente: las paritarias son libres pero no pretendan trasladar a los precios que pagan los consumidores estrategias de negociación equivocadas, pero así también les dijo a los empresarios que no tiene ningún problema en corregir todo lo que haya que corregir siempre y cuando los datos cuantitativos (números claros y ciertos) permitan fundamentar los cambios, porque muchas veces se dicen cosas carentes absolutamente de fundamentos”.

Por último, reflejó que “las contradicciones del titular de la UIA preocupan y ponen de manifiesto un doble mensaje. Por un lado, trato amable y reuniones positivas puertas adentro y por el otro operaciones de prensa con críticas al Gobierno, un Gobierno conducido por una Presidenta que amplió la mesa a todos los integrantes de la entidad que él representa”.

“Es a ellos a quién Méndez debería explicarles por qué no los incluyó en el pedido de audiencia en lugar de victimizarse en los medios de comunicación”, finalizó.

 WHATSAPP FMA102