Club de París

El Club de París convocó a la Argentina a iniciar una negociación formal, a fin de mayo, por la deuda de 9.500 millones de dólares que el país mantiene con el organismo desde el año 2001.

La secretaria general del organismo, Clotilde L’Angevin, confirmó la invitación al gobierno argentino para la última semana de mayo, luego de discutir los términos de un documento que fue presentado en enero por el ministro de Economía, Axel Kicillof.

“Se discutió la propuesta en enero y febrero, se pidieron algunas aclaraciones y hemos invitado al gobierno argentino a venir a negociar a París en mayo un acuerdo sobre su deuda”, dijeron agencias internacionales.

La Argentina pretende regularizar su situación financiera con el Club de París, como parte de una estrategia más amplia que tiene como finalidad la reapertura de los mercados de deuda voluntaria para el país.

Las negociaciones con el Club de París se reactivaron en enero de 2014, cuando Kicillof realizó un viaje relámpago a París para presentar lo que se denominó un documento con “Lineamientos Macroeconómicos” que fue discutido por dos meses.

Desde aquella presentación, se sucedió una serie de consultas y respuestas hasta que finalmente el Directorio del organismo que encabeza Ramón Fernández la aprobó.

La Argentina mantiene esta deuda impaga con el Club de París desde la declaración de default en diciembre de 2001.

Desde ese momento, se intentaron acercamientos con distintos grados de intensidad para finalmente lograrse un principio de negociación 13 años después.

Una de las trabas que frustró la mayoría de los intentos fue la negativa del gobierno argentino de aceptar el control de un eventual acuerdo por parte del FMI, auditoría que el Club de París impone como condición, según su estatuto.

El mayor acreedor de la Argentina dentro del Club es Alemania (se le adeuda 30 por ciento del total) y luego aparece Japón (con 25 por ciento).

En la nómina también están Francia, España, Italia, los Estados Unidos, Suiza y los Países Bajos.

FMI recuerda retraso argentino

  • Técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI) informaron al Directorio de la entidad que la Argentina mantiene un retraso de 76 meses en la revisión correspondiente al Artículo IV, mientras que, en un comunicado, el organismo recordó públicamente la situación.

Así, de modo indirecto, las autoridades del FMI hicieron saber a las autoridades económicas que la Argentina deberá someterse a esa revisión que es común a todos los socios, si quiere avanzar en la concesión de créditos o aún en la negociación con el Club de París.

El escueto documento destacó la mecánica prevista y señaló que, al efecto, el personal técnico del FMI “mantiene sesiones informales, que se celebran aproximadamente cada 12 meses”, en las que se informa al Directorio, sobre la base de la información disponible, respecto de los miembros cuyas consultas sobre el artículo IV se retrasan más de 18 meses.

En virtud del artículo IV del Convenio Constitutivo del FMI, la institución sostiene consultas bilaterales con los países miembro sobre la evolución de las cuentas nacionales, generalmente cada año.

La mecánica establece que un equipo de funcionarios visita el país, recoge información económica y financiera y examina con las autoridades locales la evolución y las políticas de cada país.

Luego, a su regreso a la sede, los funcionarios preparan un informe que sirve de base para el análisis del Directorio Ejecutivo.

Al concluir las deliberaciones, el director gerente, como presidente de ese Directorio, resume las opiniones de los directores ejecutivos en una exposición sumaria que se transmite a las autoridades del país.

 WHATSAPP FMA102