El presidente de la UIA reconoció que abandonó un negocio por presiones del Gobierno nacional

Héctor Méndez y Cristina Fernández de Kirchner

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, confirmó que el Gobierno lo amenazó con tomar medidas contra una de sus empresas por sus críticas y discrepancias públicas con la gestión kirchnerista. Según los trascendidos periodísticos, un funcionario de la cartera de Julio de Vido le aseguró que la constructura Tel 3 – de la cual era dueño del 10% de las acciones- no iba a ganar más licitaciones de obra pública en caso de que continuara con el tono polemista.

Ante lo ocurrido, el industrial admitió el episodio y comentó que debió “malvender” esos activos “para que no haya dudas” sobre la veracidad del hecho.

“Fue un tema antipático”, definió el empresario. Y reveló: “Estas prácticas hay quienes las creen y otros que nos las creen. Yo vendí mis acciones para que no hayan dudas. En realidad las mal vendí porque son circunstancias en las que uno no pone condiciones“.

“En la vida hay dos posibilidades: morir de pie o vivir de rodillas, y yo elegí“, sentenció el empresario y aclaró que “de ninguna manera” le tiene “miedo” al Ejecutivo nacional. No obstante, explicó que luego del episodio fue invitado a la Quinta de Olivos, residencia de la presidente Cristina Kirchner, donde pudo decir lo que quería y “no fue maltratado ni agredido“.

Méndez señaló que cuando el Ejecutivo utilizó esta estratagema en contra de la compañía él dijo: “Me voy de acá y que le quede la culpa a quien tenga que quedarle”.

“No voy a cambiar de discurso. Mi discurso no es político, es genuino. Ojalá pudiera hacer mucho más para que el Gobierno se consolide. Argentina merece que nosotros tengamos un poco de respeto por nosotros mismos”, concluyó el directivo.

De esta manera, Méndez sumó un nuevo capítulo a la ambivalente relación con el gobierno de Cristina Kirchner, luego de un acercamiento entre la entidad industrial y el Gabinete nacional con el fin de atender los reclamos empresarios.

 

La industria, en alerta

En cuanto al sector, el presidente de la UIA alertó que “la actividad industrial está cayendo 30 por ciento en este trimestre“, al hablar de las dificultades que atraviesa una de sus empresas. Entre los afectados, precisó que las economías regionales están muy golpeadas.

Sobre las negociaciones paritarias en curso, reiteró que “no van a ser sencillas” porque “a medida que baja la producción, las posibilidades de dar más aumentos son relativas”.  Y planteó que es necesario otorgar incentivos a la actividad industrial y “regular los costos de la economía y de la administración“, como el déficit fiscal.

“La economía no se maneja con decreto, no sube ni baja” por voluntad presidencial, afirmó Méndez, y sugirió que “hay que tener muchas más herramientas” de política macroeconómica. “Estaría encantado de vender más mañana, pero el que tiene que responder es el mercado”, concluyó.

Infobae

 WHATSAPP FMA102
Compartir