aeródromos abandonados

Por las montañas de Asia Central hasta las profundidades del océano Índico, con una cobertura de 10.000 kilómetros de distancia, continúa la búsqueda del vuelo de Malaysia Airlines desaparecido el 8 de marzo con 239 personas a bordo.

A raíz de la hipótesis de un secuestro porque el avión cortó sus transmisiones de forma intencionada y cambió su rumbo durante varias horas, el rastreo se ha extendido a 26 países. Según su última localización, detectada por un satélite debido a las señales que el aparato enviaba automáticamente, el vuelo MH370 habría utilizado un corredor aéreo al norte de Tailandia que comunica con el mar Caspio.

Sin embargo, el periódico New Straits Times, al que se le atribuyen buenas fuentes porque está controlado por el gobierno malasio, publicó el lunes que el avión voló por debajo de los 1.524 metros para evitar el radar. Una estrategia de “encubrimiento” similar a la de naves de combate en operaciones militares, pero muy peligrosa para un aparato tan grande y pesado como el Boeing 777, que además le habría hecho consumir más combustible que si navegara a mayor altitud.

El diario cita a técnicos de la investigación y señala que la nave habría aprovechado las concurridas rutas aéreas de la bahía de Bengala para pasar desapercibida por los radares, que la habrían visto como un vuelo más de una línea comercial. De hecho, ni Indonesia, ni Birmania, ni Tailandia, ni la India ni Pakistán, que estaban en su supuesta trayectoria, la detectaron en sus pantallas, según un artículo del diario español ABC.

Ante la posibilidad de que el avión haya sido secuestrado, la investigación también se centra en aeropuertos abandonados en la zona con pistas lo suficientemente largas como para que pueda aterrizar un 777. “El hecho de que no hubiera señal de emergencia, ni petición de rescate ni reivindicación indica que siempre hay esperanza“, confió el ministro de Transportes de Malasia, Hishammuddin Hussein.

El sitio web de la radio pública estadounidense WNYC realizó una infografía y encontró 634 rutas posibles que involucran a 26 países.

El Ejército de Tailandia comunicó este martes 18 de marzo que sus radares detectaron un avión que pudo haber sido el Boeing 777 del vuelo MH370 de Malasya Airlines, apenas minutos después de que esta aeronave, desaparecida desde el 8 de marzo, cerrara sus comunicaciones con tierra y desapareciera.

La demora en dar a conocer esta información es tan llamativa que fue la primera consulta al vocero de las Royal Thai Air Force (Real Fuerza Aérea de Tailandia), Montol Suchookorn, que debió responder a los periodistas: “No le prestamos ninguna atención. La Real Fuerza Aérea Tailandesa sólo se ocupa de las amenazas contra nuestro país, así que cualquier cosa que no se vea como una amenaza hacia nosotros, simplemente la miramos sin tomar acciones”, señaló.

 WHATSAPP FMA102