Amado Boudou y Barack Obama

“La Argentina ha dado y continúa dando muestras inequívocas de su compromiso con el uso pacífico de la tecnología nuclear, con la no proliferación y con la seguridad”, señaló hoy el vicepresidente Amado Boudou en su exposición en La Haya, Holanda, durante la III Cumbre de Seguridad Nuclear. Y sentenció: “Argentina reivindica el derecho inalienable al desarrollo de la tecnología nuclear con fines pacíficos”.

Al respecto, indicó: “Los distintos esfuerzos contra el terrorismo –que apoyamos y de los cuales participamos activamente– no deben ser vías indirectas para limitar el derecho soberano de los países a la autonomía tecnológica”.

Durante la cumbre en el  World Forum, Boudou saludó al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Sin embargo, Argentina, al igual que Brasil, Rusia y China, rechazaron una iniciativa de Washington, que se comprometió, junto a  35 de los 53 países que participan a la cumbre, a aplicar estándares internacionales más estrictos que los adoptados en el comunicado final.

En la conferencia de prensa de cierre de esta tercera edición de la cumbre, Obama aplaudió los esfuerzos realizados en la materia y consideró que el terrorismo nuclear es la “amenaza más inmediata y más extrema para la seguridad mundial”.

Y añadió: “Es esencial que no nos relajemos y que aceleremos nuestros esfuerzos en los próximos dos años, que mantengamos el impulso para acabar por todo lo alto en 2016”, cuando se realice en Washington la próxima edición de la cumbre.

 

El otro anuncio importante de la cumbre fue el compromiso de Japón de reenviar a los Estados Unidos más de 300 kilos de plutonio y casi 200 kilos de uranio altamente enriquecido que le habían sido entregados por Washington y Londres durante la Guerra Fría con fines de investigación.

 WHATSAPP FMA102