Newell’s derrotó a Nacional y llegó a la cima de su grupo en la Copa

Newell s-

A pesar de enfrentar a un equipo eliminado, Newell’s tuvo una difícil parada en su incursión por Montevideo. La presión de conseguir los tres puntos y el orgullo “charrúa” fueron obstáculos suficientes para el representante argentino.

Sin tener la posesión de la pelota, ni las ideas que habitualmente emplea en el torneo doméstico, la “Lepra” fue superado por un Nacional, que se dedicó a probar con remates de larga distancia. Así, a los 11 del primer tiempo, Juan Cruz Mascia convirtió un verdadero golazo para enmudecer a los cientos de rosarinos que se encontraban en el Centenario.

Sin embargo, los gritos de Alfredo Berti hicieron reaccionar a un combinado que no se iba a ir de Uruguay con las manos vacías. Mediante una pelota aérea, en la que Jorge Curbelo y Andrés Scotti no se pusieron de acuerdo para despejar el balón, Alexis Castro dominó en el punto del penal y, con una media vuelta perfecta, anotó el 1 a 1. Con el empate parcial el partido se abrió definitivamente y los postes del arco de Guzmán comenzaron a tener mayor protagonismo. En dos ocasiones los verticales le negaron el grito al ex delantero de la Selección Juvenil de la “Celeste”.

En el complemento se intercambiaron los roles y, gracias a su inteligencia, los rosarinos consiguieron revertir el marcador. En una de sus tantas proyecciones, Marcos Cáceres le rompió el arco a Jorge Bava. El grito del paraguayo fue una descarga que duró muy poco, dado que cinco minutos más tarde, el chileno Patricio Polic le cobró una supuesta mano a Gabriel Heinze adentro de área y Andrés Scotti lo intercambió por gol. Con el 2 a 2, Alfredo Berti pateó el tablero y envió a la cancha a David Trezeguet y Fabián Muñoz. La superpoblación en el ataque fue un manotazo de ahogado que generaba grandes interrogantes en un espectáculo cargado de emociones.

La superpoblación en la ofensiva logró los resultados esperados. Si bien la expulsión a Rafael García, por un codazo al “Gringo“, influyó notoriamente en el trámite del cotejo, Newell’s llegó al campo enemigo con una cantidad de hombres, que parecía imposible pararlos. El sector izquierdo de la defensa local era el más vulnerable  y Milton Casco lo aprovechó a la perfección. El de María Grande asistió al franco argentino para que sentencie un 3 a 2, que dejó de rodillas al histórico Nacional.

Finalmente, la inocente expulsión a Jorge Bava por la ley del último recurso hizo que Gerardo Pelusso le pida a Scotti a que se ponga los guantes. Con dos hombres menos y un defensor en el arco, el “Rey David” no perdonó y selló un 4 a 2, para que los uruguayos tuvieran una de las peores actuaciones en el certamen continental. Con sólo una unidad deberán esperar el cierre de su participación de la manera más digna posible, mientras que el “Rojinegro” alcanzó al Gremio en la cima del grupo con ocho unidades.

 

Fuente: Infobae

 WHATSAPP FMA102
Compartir