Gmail, el servicio de correo electrónico de Google, cumplió 10 años

Gmail

Gmail, el servicio de correo electrónico de Google, llegó este mes a su primera década en funcionamiento con 425 millones de usuarios y un paquete de funcionalidades que hacen de puerta de entrada a los servicios del gigante de Internet.

Con más de 425 millones de usuarios y disponible en más de 75 idiomas -según confirmaron a Télam voceros de la compañía-, Gmail es tal vez el servicio de correo electrónico más usado en el mundo. Pero no siempre fue así.

“Las búsquedas son el número dos de la actividad en Internet, el correo electrónico es el número uno”, decía el comunicado que Google publicó el 1 de abril de 2004 para anunciar la salida de Gmail en su versión de prueba, disponible para pocos usuarios.

Espacio ilimitado. En aquel entonces, los servicios de correo electrónico tenían un límite de almacenamiento muy acotado y obligaban a sus usuarios a archivar o eliminar mensajes para poder tener la casilla liberada.

Por este motivo, la primera característica que diferenciaba a Gmail de su competencia era su capacidad de guardar hasta 1 GB de espacio gratuito.

“Usted no debería borrar nunca un correo”, era uno de los lemas que Google repetía para convencer a los usuarios a probar el nuevo producto. Otra fortaleza que promocionaban era su buscador interno: “siempre podrá encontrar el mensaje que desee”, repetían.

Era por invitación. En sus inicios, para utilizar Gmail era necesario recibir una invitación de algún usuario, y cada uno disponía de cinco invitaciones para compartir. Así se fueron generando los primeros miembros del servicio, hasta que su acceso se hizo público y abierto en febrero de 2007.

Sin embargo, durante los primeros cinco años de existencia su estado se mantuvo en “Beta”, como se considera a los desarrollos de software cuando la versión del producto aun no está completa y puede ser inestable.

Mensajería. Entre las funciones más destacadas que Gmail fue integrando con el correr de los años -como compatibilidades con otros servicios de Google- está su servicio de mensajería instantánea, conocida inicialmente como “GTalk”.

Añadido al correo elctrónico de 2006, el chat tuvo una evolución constante: tuvo un software para descargar y ejecutar en la computadora, luego un “plug-in” para incorporar comunicaciones de voz y después de video, hasta llegar a su versión actual: una aplicación para escritorio y móviles rebautizada como “Hangouts”.

Etiquetas. Otra característica que adquirió Gmail es la posibilidad de etiquetar los correos -o aplicarles filtros- para una mejor organización. O la más reciente propuesta de reorganización mediante diferentes tipos de buzones según el correo recibido: “social”, “promociones”, “notificaciones”, “foros”, entre otras.

Además, Gmail mantiene aun hoy su apartado “Labs” (traducción de “Laboratorio”), un espacio dentro de la configuración que permite acceder a funcionalidades experimentales o “disparatadas”, según informa el servicio.

Algunas de ellas son la posibilidad de cambiar la ubicación del chat, previsualizar los mapas de Google Maps dentro de un correo y la opción de “deshacer el envío” de un mensaje luego de haberlo enviado, entre otras.

Entre las innovaciones que no funcionaron se destaca Google Buzz, una suerte de red social que duró poco más de un año y que la empresa decidió cerrar por escasa aceptación.

La entrada a otros productos
. El correo electrónico de Google fue, desde sus comienzos, una puerta de entrada a otros productos de la compañía de San Francisco. Al utilizar una cuenta única para todos sus servicios, Google ofrecía a sus usuarios la integración con otras funciones.

Un ejemplo de ello fue “Google Docs” (hoy reconvertido en “Drive”), una plataforma surgida en 2006 -con la compra de “Writely”- que sirve para crear y guardar documentos de texto, que se complementó como paquete de ofimática con la fusión de las Hojas de cálculo.

 WHATSAPP FMA102
Compartir