San Lorenzo - Arsenal

En el Pedro Bidegain, San Lorenzo recibió a Arsenal con la obligación de ganar para acercarse a Colón y recuperar confianza para su compromiso ante el Botafogo, en lo que será la última fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores.

Con la sorpresiva inclusión de Cristian Álvarez, en lugar de Sebastián Torrico, el “Ciclón” salió a la cancha con un esquema más ofensivo al que acostumbra presentar Edgardo Bauza. La línea de tres y la superpoblación en la mitad de la cancha daban cuenta de ello, ya que en todo momento tuvo a uno de sus laterales en ofensiva.

A los cuatro minutos del pitazo inicial de Mauro Vigliano, “Nacho” Piatti aprovechó una serie de rebotes y desde afuera del área exigió a Cristian Campestrini, quien no pudo asegurar el balón. Sólo por la rápida reacción de Damián Pérez el dueño de casa no se puso en ventaja, dado que el defensor se le anticipó a un Ángel Correa que se relamía ante un arco indefenso.

El juego colectivo, amparado en los pies de Leandro Romagnoli, fue elemental para que el “Cuervo” vele alto. El “Pipi” inició la acción en la que Julio Buffarini asistió a Mauro Matos para que éste encare adentro del área y sea derribado por el apresurado arquero visitante. El ex Ferro fue el encargado  de intercambiar la pena máxima por gol y anotar el 1 a 0 para que el “azulgrana” siga soñando en grande.

Antes de que concluya el primer acto, un error de Diego Braghieri le dio la posibilidad al elenco de Boedo de ampliar la diferencia. “Nacho” Piatti presionó al defensor, y tras robarle la codiciada redonda, habilitó a Correa. El canterano aplicó su velocidad para deshacerse de Campestrini y cuando se dispuso a festejar, el de Las Parejas se reivindicó desactivando el peligro. La superioridad de San Lorenzo era tan perceptible, que la mínima diferencia representaba a la injusticia.

En el complemento, los del “Patón” continuaron con el dominio, aunque con menor carga incisiva. Un estupendo disparo del ex delantero de All Boys volvió a mostrar la notable destreza de Campestrini. En cambio, los de Sarandí se las ingeniaban con la potencia de Milton Caraglio y la delicadeza de Martín Rolle. El “Blaugrana” no lo definía y el resultado permanecía abierto.

En el desenlace el “Ciclón” sentenció el choque gracia a Héctor Villalba. “Tito” entró en lugar de Romagnoli y con una extraordinaria aparición anotó el 2 a 0. Con tres pases San Lorenzo recorrió todo el campo de juego para que el porteño consolide una victoria, que no sólo servirá para seguir de cerca a Colón de Santa Fe, sino también para inyectar una cuota anímica fundamental para lo que será su futuro en la Copa Libertadores.

 WHATSAPP FMA102