Copa Argentina: Independiente sufrió para ganarle a Santamarina y avanzar

Independiente

Independiente ganó un encuentro que se le presentó complicado en los primeros minutos pero en el que se sintió cómodo cuando logró tomar el control del juego. El equipo de Omar De Felippe aplastó a Santamarina de Tandil. Le ganó 4 a 2 en San Luis y pasó a los 16avos de la Copa Argentina.

El “Rojo” contó con la vuelta de Morel Rodríguez a la zaga central y del “Pocho” Insúa como volante de creación. El enganche tuvo una buena noche, convirtió dos goles y le dio argumentos a De Felippe para poder devolverle la titularidad en el Nacional B.

A los 25′ Insúa marcó el primer gol del partido de penal. Celaya tumbó a Ménendez cuando intentaba entrar al área y Maglio sancionó la falta. Nueve minutos después fue el turno de Monserrat. El volante se metió en el área, esperó la salida del arquero y se la picó por arriba para convertir el 2 a 0.

El partido fue dominado por el conjunto de Avellaneda. Fue superior, controló los tiempos del encuentro, encontró en Pisano el desequilibrio necesario para mantener activo el ataque, y en Insúa el buen pie para tener la pelota.

Cuando finalizaba el primer tiempo, Celaya aprovechó la habilitación de Gogna y empujó la pelota adentro del arco sin que Assmann lograra alcanzarla. Pese al descuento, las buenas intenciones del equipo tandilense se diluyeron ante la presión de Independiente en el medio campo.

A los 17′ del primer tiempo llegó el 3 a 1 del “Rojo” con un remate de Insúa desde afuera del área que se metió en el palo derecho de Bertoya. El “Pocho” sacó un zapatazo, logró su segundo gol y terminó de hundir al equipo tandilense.

Con la victoria consumada y la tranquilidad de controlar el juego, Independiente buscó ampliar el marcador. A los 20′ del segundo tiempo, Gogna llegó a destiempo a marcar a Menéndez, le pegó una brutal patada y le cometió penal. Fue el propio delantero el encargado de marcar el 4 a 1 desde los doce pasos.

El último gol del encuentro fue de Santamarina. Un tremendo descuido de la defensa de Independiente lo dejó a Timpanaro solo y el volante no perdonó. Solo tuvo que empujar la pelota después de un centro cruzado y la mirada atónita de los centrales. El resultado final fue 4 a 2.

Independiente se quedó con un triunfo importante. Avanzó a la próxima ronda de la Copa Argentina y pudo conseguir una victoria que le renueva el ánimo en la etapa final del Nacional B.

 WHATSAPP FMA102
Compartir