La Argentina se prepara para un eclipse con luna rojiza este martes

[slideshow_deploy id=’102778′]

El eclipse total de Luna que se podrá ver durante las primeras horas de mañana en toda la Argentina y América es parte de una serie de cuatro fenómenos que se desarrollarán en el transcurso de este año y el próximo, separados entre sí por aproximadamente 6 meses.

Los próximos eventos del proceso tendrán lugar el 8 de octubre de 2014, el 8 de abril y el 28 de septiembre de 2015, aunque solo este último será visible en forma completa desde la Argentina (los dos restantes se podrán observar de forma únicamente parcial, sin asistir a las fases centrales).

Según destaca en el sitio web del Planetario de la Ciudad, el coordinador del Área de Divulgación Científica de la entidad, licenciado Mariano Ribas, los eclipses lunares no son muy habituales.

Respecto al de mañana, Ribas señala que la Luna llena podrá verse en el horizonte poco después de las 18 de hoy. En ese momento, el satélite lucirá blanco y redondo, es decir, con su apariencia usual, que conservará hasta pasada la medianoche.

Sin embargo, durante las primeras horas del martes, el aspecto de la Luna comenzará una lenta transición que la mostrará, finalmente, de una tonalidad rojiza. El comienzo “técnico” del eclipse será a la 1:53, cuando la Luna ingrese en la penumbra, es decir, la parte externa de la sombra terrestre. En esta fase, los observadores no notarán prácticamente ninguna diferencia.

Una hora después, a partir de las 2:58, comenzarán a notarse los primeros cambios, que se irán haciendo más evidentes con el correr de los minutos: “Ubicada a más de 50° de altura sobre el horizonte noroeste, la Luna ingresará en la ‘umbra’, la parte central del cono de sombra terrestre. Minuto a minuto, la redondeada sombra de la Tierra irá cubriendo el disco lunar, trazando un ‘mordisco’ oscuro cada vez más grande”.

“Será una metamorfosis lenta, pero imparable”, subrayó el especialista. A las 4:07, y por 78 minutos, la Luna ya estará completamente sumergida en la umbra terrestre, lo que dará inicio a la fase de totalidad y la más espectacular del eclipse total, cuando el color del satélite terrestre comience a cambiar su color.

El punto máximo del fenómeno se registrará unos 40 minutos más tarde, a las 4:46, cuando el satélite de la Tierra se ubique en su mayor profundidad dentro de la ‘umbra’.

Si bien en esta fase se esperaría que la Luna desaparezca del cielo, en este eclipse, la Luna quedará débilmente iluminada con un suave color rojizo-anaranjado, resultado de la refracción de algo de luz solar.

La tonalidad que muestra la Luna se debe a que la mayoría de la luz refractada corresponde a las longitudes de onda del rojo y el naranja. Sin embargo, indica el Planetario, el color no es el mismo en todos los fenómenos de este tipo. “Cuanto más limpio esté el aire, más anaranjada y brillante será la Luna durante la ‘totalidad’ del eclipse. Y cuanto más cargado de polvo, más rojiza, rojiza oscura y hasta amarronada”, explica Ribas.

El eclipse llegará al final de la fase de totalidad a las 5:24. Poco más de una hora después, a las 6:33, la Luna saldrá definitivamente del cono de sombra y la jornada se preparará para recibir la salida del sol.

El Planetario organizó un encuentro de madrugada para que el público interesado pueda observar el eclipse con la explicación de los  profesionales. Allí habrá telescopios, música y pantallas gigantes, según  detalla su sitio web. La observación se realizará de forma gratuita a  partir de las 3 del martes, en la entrada del Planetario en los bosques  de Palermo.

 WHATSAPP FMA102
Compartir