Dalmacio Mera expresará beneplácito por beatificaciones de Juan XXIII y Juan Pablo II al Papa Francisco‏

beatos Juan XXIII y Juan Pablo II

El vicegobernador Dalmacio Mera entregará al Papa Francisco el decreto 132 de la Cámara de Senadores a través del cual agradece profundamente a su Santidad por recibirlo en esta audiencia el 23, en representación del pueblo de Catamarca. En el texto se manifiestan “votos para que nuestra Madre Morena del Valle ilumine a quienes deban decidir la beatificación de nuestro Fray Mamerto de la Ascensión Esquiú” y se expresa además el beneplácito por la beatificación del cura Brochero y la pronta canonización de los beatos Juan XXIII y Juan Pablo II.

En los considerandos del decreto del Senado, se señala que “como argentinos y miembros de la Iglesia Católica, nos llena de orgullo el reconocimiento y amplia atención que el mundo entero ha brindado a quien con su humildad, lenguaje claro y sencillo e inmensa vocación de servicio – especialmente hacia los más pobres y desprotegidos-, ha cambiado el tono, la percepción y el enfoque de esta institución, ganándose el cariño y admiración de miles de fieles alrededor del mundo”.

Además que “nuestra sociedad celebra con gran entusiasmo y ardiente fervor católico lo que consideramos como un hecho histórico, el Pontificado del primer Papa Argentino y latinoamericano, haciendo votos para que Dios y nuestra Madre del Valle, continúe iluminando su camino como Vicario de Cristo en la Tierra”.

También en el texto se expresa el regocijo “por la reciente beatificación del cura Brochero, a quien nuestro Santo Padre ha definido como pastor con olor a ovejas  y un pionero en salir a las periferias geográficas y existenciales para llevar a todos el amor, la misericordia de Dios”, como así también la próxima beatificación de los Beatos Juan Pablo XXIII y Juan Pablo II, “quienes han llevado una vida de santidad y humilde servicio cristiano”.

Luego los considerandos del decreto destacan las “las similitudes existentes en la vida y dedicación a la obra de Dios, entre estos y el venerable fraile catamarqueño Fray Mamerto Esquiù”.

Y agrega que “la canonización de Juan XXII, autorizada a pesar de no existir un segundo milagro atribuido a su intersección, basándose en las virtudes y en la obra del mencionado beato, abre una luz de esperanza en los corazones del pueblo catamarqueño” y que “ha sido el mismo Papa Bueno, quien en el año 1958 revió e hizo defensa de la causa de de Fray Mamerto Esquiù”.

Al decreto acompañarán las más de 20 mil firmas de catamarqueños que “apoyan con fe y devoción, la causa de la beatificación del venerable fraile cuya imagen nos llena de admiración, agradecimiento y estimulo; como así también las declaraciones de apoyo de los señores senadores provinciales”.

 WHATSAPP FMA102
Compartir