Alfredo Marchioli

El conductor de la Renovación Radical Popular [RRaP], Alfredo Marchioli, opinó que la decisión del gobierno provincial de implementar las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias [PASO] “no quede solo en un anuncio de circunstancia, esperamos que efectivamente se concrete en tiempo y forma para su aplicación el próximo año, y que en el texto de la normativa no se pretenda esconder segundas intenciones”.

Dijo que las PASO han sido “un pedido constante que hemos venido realizando desde el RRaP, convencidos que sin lugar a dudas redundará en una mejor calidad de representación ciudadana y reducirá la brecha existente entre la dirigencia y las necesidades de la gente, que consideramos es el problema de fondo de la falta de respuestas de la política a la sociedad”.

Remarcó que “las PASO inducirá a que los dirigentes políticos adopten mayores compromisos con los proyectos políticos y deberán cumplir insoslayablemente con las propuestas e ideas por las cuales fueron elegidos, reduciendo la injerencia de aquellos que circunstancialmente poseen la lapicera o el dedo para la selección de los candidatos, tanto en los órdenes ejecutivos como legislativos”.

Indicó que “ésta metodología paliará en parte el desinterés de ciertos dirigentes en los problemas de los ciudadanos y reducirá su dedicación a ser parte de los esquemas personalistas para ocuparse seriamente y con  responsabilidad a diseñar, planificar y ejecutar las soluciones de los necesidades y dificultades de quienes a partir de las PASO tendrá la decisión: el pueblo de Catamarca”.

Marchioli, al analizar el mensaje de la gobernadora Lucía Corpacci ante la Asamblea Legislativa, lamentó que la creciente inseguridad no haya sido uno de los temas centrales del programa de gobierno en la búsqueda de soluciones de fondo, señalando al respecto que “acorde a nuestra visión el combate a este flagelo no debe limitarse al accionar preventivo de la policía y el rol contravencional de la justicia, en el entendimiento que la inseguridad de hoy es producto de deficientes políticas de generación de empleo, aumento de la pobreza, falta de contención social, mala calidad educativa e incremento de la adicción y narcotráfico”.

Consignó que “la problemática de la inseguridad se ha profundizado ante la falta de respuestas institucionales del Estado dejando a la sociedad indefensa, desprotegida y en el extremo la justicia por mano propia”.

“Debemos dar solución a los problemas de fondo que generan el caldo de cultivo a la inseguridad, donde la drogadicción ha esclavizado y marginalizado a muchos catamarqueños que son excluidos del sistema formal de empleo e incluso de los programas de contención social, situación que los obliga por su adicción y marginalidad a delinquir con niveles de violencia intolerables, poniendo en peligro la vida, la tranquilidad y la paz de todos los catamarqueños”.

Asimismo, calificó de “ambiguo” el tratamiento que el mensaje gubernamental le dio a la caótica situación a la que arrastraron a la Obra Social de los Empleados Públicos  [OSEP]. Al respecto, sostuvo que “es muy preocupante que no se precisen las medidas necesarias para restablecer la calidad de cobertura de la misma; esta es la principal necesidad, porque detrás de la obra social hay niños, jóvenes, hombres y mujeres que se encuentran en estado de vulnerabilidad y necesitan de una atención médica y tratamiento acorde a sus patologías”.

Al tiempo que reclamó para que “el gigantesco fraude no quede impune”, consideró “adecuado y necesario abordar la reforma de la estructura organizativa de la OSEP, la cual debería democratizarse con la institución de un directorio mixto con presencia mayoritaria de los afiliados, quienes son los únicos beneficiarios de la obra social”.

 

 WHATSAPP FMA102