Volver a las raíces para trabajar el hueso

Marta Ramos

El caso de Marta Elena Ramos, es un caso casi único, ella volvió a su Aconquija natal después de andar por otros rumbos y pudo encontrar en su terruño un presente que invita a un futuro prometedor con la materia prima que su tierra le da.

Marta trabaja el asta y el hueso e innova en cada uno de sus productos artesanales que pone a la consideración de todos los que pasan por su puesto en la Fiesta del Poncho.

En cuanto a su relación con la Fiesta Mayor de los catamarqueños, Marta dijo: “Hace ocho años que andamos por acá y siempre con el hueso, primero con algunas artesanías y ahora con otras, porque con el tiempo le vi otras posibilidades, como el teñirlo por ejemplo y dándole otras posibilidades”.

“Hace tres años comencé a hacer botones y dándoles distintas formas, y el año pasado ya los pirograbe, ya no se que otras cosas se pueden hacer pero vamos a seguir probando”, enfatizaba la joven artesana andalgalense.

Sobre su historia de vida y sus comienzos en el mundo de las artesanías, la señora Ramos comentó: “Yo soy del interior de la provincia de Aconquija, pero me crie en Buenos aires y hace unos cuantos años ya, me volví porque acá tengo mi familia”.

“Cuando volví de allá me dije, caramba, mira la cantidad de cosas que hay para hacer acá, uno cuando viene de afuera viene con otras ideas con la cabeza más abierta y comencé a ver la materia prima que hay, y comencé a trabajar con el hueso”, decía Marta y continuaba: “La mayoría de los botones los hago con la cabeza del animal, pero también trabajo con las costillas y ahora estoy comenzando a trabajar con el asta”.

En cuanto al proceso que tiene la materia prima, Marta dijo: “el hueso viene casi vivo, hay que descarnarlo, hay que hervirlo desengrasarlo y después dejarlo secar y el secado lleva hasta un año para que quede todo ben para poder trabajarlo”.

“Siempre le encontré forma al hueso, pero soy autodidacta totalmente, en mi familia no tengo a nadie que haga lo mismo que yo; mi papá hacia algunas cosas con cuero y lana, pero no tuve una herencia de artesana”, comentó la artesana de nuestra provincia.

Sobre los productos que pone a consideración en esta feria Artesanal 2014, Marta dijo: “Lo mío son los botones, después vi que podía hacer aros, colgantes, broches para el pelo y bueno ahora estoy hilando, me gusta como tiño la lana de oveja así que estamos con todas cosas nuevas, me gusta innovar y traer cosas nuevas”.

“El público en general responde bien, por suerte, porque siempre traigo cosas nuevas, para mi venir al poncho es todo, porque me permite evolucionar y hacer cosas nuevas; es la única feria a la que vengo”, remarcó la artesana de Aconquija.

Marta es otro de los casos únicos de artesanos de nuestra provincia que tiene un fuerte arraigo en profundas tradiciones y en una constancia por salir a delante única como su arte.

 WHATSAPP FMA102
Compartir