internet

Este domingo se celebró el Día del Amigo en nuestro país. Los saludos y posteos alusivos a la fecha invadieron las redes sociales. En general, los mensajes afectuosos iban dirigidos a “todos los amigos del Face” o del Twitter. Pero, a fuerza de honestidad, los amigos reales son muchos menos de los que figuran entre los contactos. La realidad indica que los argentinos tienen, en promedio, 19 amigos “en la vida real” y 1.120 en las redes sociales, lo que da una proporción de un vínculo a la manera tradicional por cada 60 contactos virtuales, según un sondeo realizado por la red social Taringa! y la compañía de investigación de mercados online Oh! Panel.

Además, el 22 por ciento de los encuestados dijo haber conocido buenos amigos a través de las redes sociales (57%), aunque todavía la escuela secundaria (64%), la primaria (42%) y el barrio (30%) continúan siendo los espacios de socialización donde se conocen a los compañeros más íntimos.

Según la encuesta, las redes sociales ayudan a aumentar la frecuencia de reuniones con los amigos de toda la vida (62.3%) y a construir una mejor relación con ellos (50.7%).

Por otro lado, el estudio reveló que el 67,8 por ciento festejará este 20 de julio con amigos en una casa (69,1%), en una comida (26,3%), en un bar (21.6%), o yendo a bailar (20.8%) y sorprende que dos nuevas formas de encuentro para los entrevistados sea saludarse por Whatsapp (36%) o por Facebook (29.7%).

Con Facebook (89%), Taringa! (80.4%) y Twitter (51.5%) en el podio de las redes sociales más usadas, más de la mitad de los entrevistados afirmó que pudieron hacer grandes amigos a través de ellas.

El sondeo indagó sobre las diferencias entre estos amigos y los conocidos a través de las redes sociales y arribó a los siguientes resultados: los amigos virtuales viven lejos y es difícil verse personalmente (46,6%), por eso el 41,5% todavía no se conoció. Además, con los conocidos en las redes sociales aseguraron que pueden hablar otros temas, más abiertos que con sus amigos de siempre (34,3%), sin embargo el 30,5% confía más en sus amigos de toda la vida y el 26,3% utiliza las redes para comunicarse con ellos más seguido.

Mirar menos el celu y más a los ojos
De acuerdo con Matías Bonanni, médico psiquiatra y director del Instituto de Neurociencias Aplicadas a la Clínica (INAC), Argentina, la tecnología puede ser un factor que contribuya o que obstaculice la comunicación con los amigos, pareja y demás relaciones.

La sola presencia del teléfono móvil en la mesa puede lograr que la persona se desenganche durante la conversación con un amigo y se rompa la empatía.

Los investigadores examinaron cómo los estímulos digitales dañan el carácter y la profundidad de las interacciones cara a cara. Señalan que efectivamente, por un lado, estar “en línea” ayuda a gestionar nuevas relaciones en el trabajo o con la familia. Pero con el celular a mano, se tiene más probabilidades de perder las expresiones faciales, cambios en el tono de voz del interlocutor, y se tiene menos contacto con los ojos.

 WHATSAPP FMA102