El Obispo comenzó su visita pastoral a la parroquia San Jorge en la escuela del barrio

Mons. Luis Urbanc en la parroquia San Jorge

En la cálida tarde del viernes 1 de agosto, comenzó su visita pastoral del Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, a la parroquia San Jorge, una de las más jóvenes de la diócesis, ya que fue creada y constituida como tal hace seis años, más precisamente el 27 de abril de 2008.

La bienvenida se concretó en la escuela N° 199 San Jorge, ubicada frente a la sede parroquial, hasta donde llegó Mons. Urbanc acompañado por el párroco, Pbro. Raúl Contreras. Allí fue recibido por directivos, docentes, personal no docente, algunos padres de familia y los alumnos, quienes expresaron su alegría de tener la presencia del padre y pastor de los catamarqueños en su casa.

El patio cubierto, preparado con una escenografía alusiva al acontecimiento, fue el escenario del acto protocolar en cuya apertura se escucharon las palabras del director de establecimiento educativo, Prof. Luis Augusto Villagra, quien manifestó la alegría de toda la comunidad por la visita del Obispo y enfatizó que “los niños y toda la comunidad esperamos su mensaje de aliento para que no se apague la fe en Jesús y María, en su advocación del Valle, y de nuestro Patrono San Jorge, el intermediario de bendiciones y favores recibidos. No olvidamos su martirio, que fue un testimonio de fe, pero sobre todo un testimonio de caridad. Esperamos que su palabra oriente y conforte a todas las familias que sufren el hambre, la desocupación, entre otras cosas”, dijo entre otros conceptos.

Por su parte, la alumna Lourdes Ñañez se dirigió a Mons. Urbanc expresando “la dicha de recibirlo. Esperamos con muchas ansias su bendición, para que nuestras almas se llenen de esperanza”. En tanto, el pequeño Facundo Díaz, de 2° grado leyó una oración.

El protagonismo de los niños y niñas se vivió con una representación de las bienaventuranzas, sobre las cuales reflexionaron en la etapa de preparación de la visita pastoral; la interpretación de la canción de León Gieco “Sólo le pido a Dios”, y una entrevista que le hicieron al Obispo para conocer aspectos de su vida personal, familiar y de consagrado.
La danza se hizo presente con los cuadros coreográficos del ballet Esperanza Gaucha, dirigido por el Prof. Marcelo Aballay, ex alumno de la escuela anfitriona.

 WHATSAPP FMA102
Compartir