San Pío X, el Papa que “murió de pena” al ver que comenzaba la I Guerra Mundial

San Pío X

La noche del 20 al 21 de agosto de 1914 falleció Pío X en Roma. La misión de este pontífice no fue fácil. Fue el primer Papa tras la desaparición de los Estados Pontificios y además testigo de cómo el mundo se embarcaba en la I Guerra Mundial.
Antes de la Gran Guerra, San Pío X también emprendió una reforma de la Curia.
P. BERNARD ARDURA
Presidente, Pontificio Comité de las Ciencias Históricas
“Lo que le hace parecerse al Papa Francisco es la reforma de la Curia romana. No nos olvidemos de que el Papa encuentra la Curia romana casi como fue configurada en 1.588 por Sisto V”.
Este no fue el único cambio que llevo a cabo Pío X. Por ejemplo, reformó la elección de los Papas para impedir las influencias externas en los cónclaves.
P. BERNARD ARDURA
Presidente, Pontificio Comité de las Ciencias Históricas
“El Papa Pío X fue elegido en lugar del cardenal Rampolla que obtuvo en el cónclave la mayoría de los votos pero el arzobispo de Cracovia usó el veto del emperador de Austria. Fue la última vez que un poder laico intervino en la elección de un Papa. El año después San Pío X suprimió esta posibilidad bajo excomunión de quién interviniera no siendo cardenal”.
También transformó el orden en que se reciben los sacramentos. Hizo que los niños hicieran la primera comunión antes que la confirmación, un cambio que perdura.
En once años de pontificado realizó reformas importantes para la Iglesia. Poco podía imaginar que en los últimos meses, sería testigo de una convulsión mundial, la Gran Guerra.
P. BERNARD ARDURA
Presidente, Pontificio Comité de las Ciencias Históricas
“Todos creían que ganarían la guerra y los soldados iban al frente seguros de regresar en poco tiempo con sus familias. Por eso, se puede decir que el Papa muere de pena en la noche entre el 20 y el 21 de agosto de 1914. Tres semanas después comienza la  I Guerra Mundial. Él ya sabía que sería una masacre”.
Giuseppe Sarto nació en Treviso, en el norte de Italia, en 1835. Fue el pontífice número 257 de la Iglesia católica y su pontificado duró 11 años, de 1903 a 1914. Fue beatificado en 1951 y canonizado 40 años después de su muerte, en 1954.

Rome Reports

 WHATSAPP FMA102
Compartir