Torneo de Transición 2014: Defensa y Justicia y Quilmes quedaron a mano

Defensa y Justicia - Quilmes

Defensa y Justicia y Quilmes empataron hoy 1-1 en Florencio Varela, la primera edición de su clásico en la máxima categoría del fútbol argentino.

El uruguayo Washington Camacho, el jugador más dúctil que presentó el “Halcón”, había puesto en ventaja a su equipo, pero luego, Brian Sarmiento, quien después saldría lesionado, empardó el marcador.

Los dos equipos terminaron con diez jugadores, ya que fueron expulsados por doble amonestación Martínez, en Quilmes, y Braian Fernández, en los de Varela.

La buena circulación de pelota le permitió a Defensa y Justicia complicar a Quilmes desde el inicio, con la conducción del uruguayo Camacho y la movilidad que le imprimió al ataque Braian Fernández.

A los 11 minutos, el local se puso en ventaja. Marcelo Benítez ejecutó un tiro libre desde la derecha, envió la pelota y, después de una salida en falso del arquero Walter Benítez, Camacho cabeceó al gol.

Quilmes, en tanto, intentó con sus recursos robarle la pelota en el medio a Defensa y buscar rápido a Gonzalo Klusener y a Sarmiento.

El “Cervecero”, con su empuje, llegó al empate a los 17. Tras un tiro libre, Joel Carli bajó de cabeza una pelota al medio para que Sarmiento, de frente y en el punto del penal, llegue con firmeza para definir al fondo de la red.

Después, el local estuvo siempre más cerca en la etapa para irse al descanso arriba en el marcador. Primero, a los 23, lo tuvo Camacho, quien se lo perdió después de un centro de la derecha de Adrián Martínez. Y luego, cuando se jugaban 31, fue Leandro González, el jugador que definió cruzado y apenas desviado.

El complemento fue pálido en cuanto a nivel y las chances de gol escasearon. En medio de la mediocridad, Defensa siempre mostró algo más, aunque le faltó claridad y profundidad.

Por su parte, Quilmes, con el correr de los minutos, sacó rédito del desgaste que había hecho el local, y estuvo más cerca. A los 25, Sergio Hipperdinger se escapó por derecha y en posición cerrada definió a las manos del arquero Fernando Pellegrino; y cerca del final, Klusener exigió al portero con un disparo a colocar.

Justo empate para Defensa y Quilmes, en un partido que fue de mayor a menor y que se dieron el gusto de abrir su historial en Primera.

 WHATSAPP FMA102
Compartir