Eusebio Mamaní

Eusebio Mamaní, un hombre discapacitado del barrio Pampa Blanca de Fiambalá, fue desalojado de la vivienda que habitaba en forma de comodato y acusó a la familia supuestamente dueña del inmueble que ocupaba por supuestas amenazas y agresiones que sufrió de parte de ellos.

Esta situación, narró Mamaní, que mantiene su familia de lo que logra de la venta ambulante, habría ocurrido durante el viernes, cuando una persona de sexo femenino, que sería la heredera del lugar, llegó junto a otros familiares, con los que ingresó por la fuerza al domicilio para proceder con el desalojo de todos sus bienes.

Mamaní, conocido como “El Yogurth”, habitaba en la casa con su esposa y cuatro niños de corta edad. Y tras el desalojo, se resguardaron debajo de un árbol, donde duermen y preparan sus alimentos.

Hasta allí llegó Roxana Carrizo, actual secretaria de Desarrollo Social del municipio, quien fue a ver las necesidades de las personas y ver una ayuda para los niños, además de tener en cuenta que Mamaní tiene con una discapacidad física. Mamaní le pidió a la funcionaria que gestione ante las autoridades provinciales la culminación de una vivienda rural que dejaron a medio construir.

Mamaní, quebrado por la situación, lamentó que no le informaran con anticipación de su desalojo para conseguir con tiempo un lugar para habitar en forma provisoria.

 

“Solo pido que me den una sombra donde resguardar a mi familia –en especial del frío- y que me terminen mi casita lo antes posible para no molestar a nadie”, expresó.

 WHATSAPP FMA102